https://static.elcomercio.es/www/menu/img/gastronomia-desktop.jpg

¿Cómo interpretar la etiqueta de la lata de atún?

¿Cómo interpretar la etiqueta de la lata de atún?

Dedicar unos minutos a leer la información del envase ahorrará sustos al consumidor al llegar a casa. Como regla general, conviene decantarse por aquellas marcas que más información aporten y el producto mejor se ajusten a nuestras necesidades

ELCOMERCIO.ES

Mas allá de la fecha de caducidad, las latas de conservas incluyen mucha información útil para el consumidor que a veces pasa desapercibida. Este es, por ejemplo, el caso de los pescados enlatados, especialmente el atún, que tanta polémica ha generado en los últimos tiempos respecto a la calidad del mismo y su concentración de mercurio. Si bien es cierto que un buen consejo a la hora de comprar estos productos es decantarse por los envases de vidrio que nos permiten ver la apariencia del alimento, en la práctica as la latas siguen siendo los envases más populares por su comodidad y resistencia.

No obstante, no hay que renunciar a las ventajas de las latas para no llevarse sorpresa cuando llegamos casa y abrimos el envase. Dedicar unos minutos en la tienda antes de meter el producto en la cesta son suficientes para saber lo que estamos comprando. Algunos de los datos que se indican en la etiqueta del producto son los siguientes: tipo de pescado (atún claro, bonito...), el tipo de conserva (en aceite vegetal, de oliva, escabeche, al natural...), lugar de procedencia (océano Atlántico, Pacífico...), forma en la que ha sido capturado (con caña, con red...), valores nutricionales o trozo del animal que está enlatado (lomos, ventresca, migas...). Teniendo en cuenta lo que queremos y el precio que vamos a pagar por ello, lo mejor es apostar por aquellas marcas que más información aporten y que mejor se ajusten a nuestras necesidades, deseos y principios.