¿Te ha gustado el vestido de Pilar Rubio? Conoce cada detalle de su look

¿Te ha gustado el vestido de Pilar Rubio? Conoce cada detalle de su look

Desmontamos el look elegido por la presentadora

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón

El que haya seguido mínimamente la trayectoria de Pilar Rubio, sabe que su estilismo siempre da que hablar. La presentadora suele desmarcarse con detalles cañeros que despiertan pasiones y odios a partes iguales. El día de su boda, no podía faltar su esencia. No solo no faltó sino que estuvo muy presente en numerosos detalles de su look.

El vestido

Es el gran protagonista de cualquier enlace y de este, más si cabe. La novia se decantó por un vestido con sobrefalda que remata con una vistosa cola. Se trata de un tejido cuajado que incluye pequeños espejos que le dan un toque muy festivo. Pilar Rubio decidió arriesgar más aún con un escote en V y con un diseño muy ceñido.

El velo

El velo ha seguido la misma línea que su vestido, es decir, llamativo y brillante. Con un toque muy innovador al que no le falta las incrustaciones brillanes y los detalles bordados. Una creación del prestigioso diseñador Zuhair Murad, al que Pilar admira desde hace tiempo.

Las joyas

Tampoco sorprenden. Nada de joyas discretas, la recién casada optó por unos maxipendientes colgantes con formas geométricas en blanco.

El ramo

Sin duda, ha sido de lo más llamativo. Si los ramos tradicionales suelen caracterizarse por colores vivos y naturales, Pilar Rubio quiso dar un toque muy rockero con un ramo de calas negras.

El maquillaje

No lo tenía muy difícil para lucir un rostro radiante ya que su belleza es su principal aliada. Ha predominado el maquillaje color tierra con un discreto ahumado en tonos rojizos. Su ya habitual eyeliner color negro ha sido la guinda del pastel para que sus ojos luciesen espléndidos. En los labios ha optado por un color anaranjado con efecto satinado.

El peinado

Ha sido de lo más destacado, sin duda. Pilar Rubio rompió con todo lo establecido en peinados nupciales luciendo un recogido con trenzas de distintos tamaños, una más ancha bajo el velo y dos pequeñas hacia delante. Las ha coronado con pequeños abalorios transparentes incrustados, haciendo juego con el vestido.