Los bomberos sofocan un incendio en un edificio ocupado en la calle Corrida

Los bomberos durante la intervención en el edificio ocupado de la calle Corrida. / ARNALDO GARCÍA
Los bomberos durante la intervención en el edificio ocupado de la calle Corrida. / ARNALDO GARCÍA

La intensa humareda se originó por una colilla mal apagada en el inmueble en el que residen de forma ilegal varias personas desde hace meses

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Los bomberos sofocaron en la mañana de ayer un incendio originado en un edificio ocupado en plena calle Corrida, en el número 12 de la céntrica vía peatonal. Según explicaron fuentes del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, el humo afectó a una de las habitaciones, si bien no hubo que lamentar daños de las personas que allí residen.

Los hechos tuvieron lugar en torno a las 11 de la mañana. El amplio despliegue de los efectivos de emergencias generó una importante expectación en el centro la ciudad, a una hora en la que la calle estaba muy concurrida.

Los efectivos del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios accedieron a la vivienda, ubicada en la primera planta del inmueble, y con la ayuda a los equipos de respiración autónoma, sofocaron el fuego. El humo era claramente visible en la calle Teruel, la paralela de la calle Corrida en la que miran varias de las estancias del piso. La intervención se prolongó durante aproximadamente media hora.

Al parecer, la intensa humareda procedía de un envase de leche en polvo que había ardido como consecuencia de una colilla mal apagada. Fueron unos testigos los que llamaron a los bomberos al ver salir el humo del edificio.

Banderas pirata

Tal y como alertan comerciantes y vecinos de la zona, el edificio abandonado ha sido ocupado en los últimos meses. De las ventanas del primer piso cuelgan banderas pirata y se puede escuchar desde la calle música a un volumen muy alto, incluso durante la madrugada.

«Tienen el primer piso ocupado y cada poco tiempo hay conflictos, no se entiende por qué no lo tapian para que no se meta nadie porque va a acabar siendo un foco de problemas como ya pasa con el edificio ocupado en la plaza del Presi, cerca de aquí», lamenta una comerciante de la calle. La Policía investiga la situación en la que se encuentra el edificio.