El cadáver del bebé hallado en un contenedor de Gijón, en Medicina Legal a la espera de que se resuelva el crimen

Contenedor donde fue hallado el cuerpo del recién nacido/ ARIENZA
Contenedor donde fue hallado el cuerpo del recién nacido / ARIENZA

Los vecinos de Nuevo Roces esperan impacientes la resolución del caso una semana después: «No queremos sospechar del vecino»

OLAYA SUÁREZGIJÓN.

«Queremos que cojan cuanto antes a los asesinos para no tener que andar sospechando del vecino, aunque la mayoría creemos que vive fuera del barrio y eligió esta zona porque está apartada y tiene poco tránsito». Los vecinos de Nuevo Roces aguardan impacientes a que la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) avance en las investigaciones y detenga a los responsables del infanticidio que ha conmocionado al nuevo barrio gijonés en que residen numerosas familias con niños. Muchos de ellos han recibido la visita de los investigadores en busca de pistas de las que tirar para aportar luz al asesinato del recién nacido que fue hallado la madrugada del pasado viernes día 2 en el interior de un contenedor de la calle Jenaro Suárez Prendes por un hombre que rebuscaba en la basura. En las tertulias, los bares y los comercios el tema centra las conversaciones y las preocupaciones de los residentes en el barrio. «Estamos consternados, esperamos que den con quien haya sido pronto y la Justicia actúe en consecuencia», aciertan a decir.

El cadáver del bebé permanece en la Instituto de Medicina Legal de Oviedo. Como era de esperar, nadie lo ha reclamado. No tiene identidad ni nombre. Vivió los pocos minutos que transcurrieron desde su alumbramiento hasta que lo mataron con un objeto cortante. Presentaba cortes por todo su pequeño cuerpo, que le llegaron a afectar los órganos vitales.

Nuevo Roces
La madrugada del viernes día 2 un vecino halla el cadáver de un bebé dentro de un contenedor.
Autopsia
El examen forense determinó que el niño nació vivo y nada más nacer fue asesinado. Presentaba numerosos cortes que le afectaron a órganos vitales.
Investigación
La Policía Nacional está volcada en la resolución del infanticidio.

La jueza de Instrucción número 2 de Gijón mantiene abiertas las actuaciones del procedimiento que desde hace una semana investiga la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) y en la que colaboran agentes de otros grupos. «Es la máxima prioridad, todos los esfuerzos están destinados en esta investigación», aseguran fuentes oficiales de la Comisaría, que en los últimos días han solicitado la ayuda ciudadana en busca de cualquier indicio del que poder tirar. «Cualquier dato puede ser relevante», inciden.

Los restos mortales del recién nacido fueron introducidos después del crimen en una mochila, luego arrojada al contenedor de la calle Jenaro Suárez Prendes. Se da la circunstancia de que en esa zona no hay cámaras de seguridad ni de tráfico. Se revisan, sin embargo, las imágenes de las entradas y otros accesos al barrio por su pudieran haber recogido algo sospechoso.