Moriyón reprocha al Instituto del Carbón su falta de colaboración para esclarecer el origen de las manchas

DAMIÁN ARIENZA

«Les pido que estén a la altura de las circunstancias y que no jueguen con la playa de Gijón»

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, reprochó esta mañana al Instituto del Carbón (Incar) su falta de colaboración con el Ayuntamiento para esclarecer el origen del mineral que aparece frecuentemente sobre la arena de San Lorenzo, como ocurrió ayer mismo. «Les pido que estén a la altura de las circunstancias y no jueguen con la playa de Gijón», pidió durante el debate en el Pleno de una iniciativa del PP en la que se insta al Ayuntamiento a destinar los recursos necesarios para averiguar de dónde llega el carbón. La regidora recordó que hace meses se envió a ese instituto una muestra del carbón recogido en la playa por Emulsa para que lo compararan con una que estaba en su poder y que supuestamente pertenecía a la carga del 'Castillo de Salas', buque hundido en 1986 frente a la costa de Gijón con 100.000 toneladas de carbón a bordo. El resultado no fue concluyente, porque según el Incar la muestra que tenía en sus archivos no había sido tomada directamente del barco, sino también de la playa, lo que impedía establecer una relación absoluta con el hundimiento.

El instituto, no obstante, no informó al Ayuntamiento de que en ese momento estaba realizando otros análisis del carbón de la playa gijonesa, cuyas primeras conclusiones, adelantadas por EL COMERCIO, apuntan como origen de este mineral al movimiento de graneles en el puerto de El Musel. «¿Ustedes qué pensarían si le encargan a una entidad de prestigio un estudio como el que le pedimos y no les advierten de que ya tienen otro en marcha?», lamentó Moriyón ante la Corporación tras reconocer que tuvo conocimiento del mismo a través de la información publicada este diario. Recordó que ese mismo día acordó con la Autoridad Portuaria solicitar al Incar ese informe, «porque lo primero que queríamos era poder hacer una valoración técnica por parte de las dos instituciones, antes de dar el paso siguiente». A día de hoy, sin embargo ni el Ayuntamiento ni el Puerto han recibido aún el documento.

La alcaldesa añadió que su malestar aumentó al conocer que ayer mismo dos técnicos del instituto estuvieron recogiendo de nuevo muestras en la playa de San Lorenzo. «Aprovecho esta intervención para pedir al Incar colaboración institucional en un sentido estricto, porque esto no me parece ni medianamente normal. Parece que hubiera un secretismo tremendo, que es insoportable. La playa de Gijón es muy vulnerable a todas estas cuestiones, y la incertidumbre debería cesar ya».