Implantar la jornada laboral de 35 horas en EMTUSA costará 1,2 millones

Implantar la jornada laboral de 35 horas en EMTUSA costará 1,2 millones

La empresa ingresará casi 800.000 euros menos por la rebaja de tarifas a quienes paguen con la Tarjeta Ciudadana y por la gratuidad hasta los 16 años

IVÁN VILLARGIJÓN.

La implantación de la jornada laboral de 35 horas semanales en EMTUSA supondrá un incremento de los costes de personal de 1,2 millones de euros, según informó ayer el equipo de gobierno municipal en la comisión de Seguridad, Tráfico, Movilidad y Medio Ambiente. En concreto, para cubrir sus necesidades de plantilla la empresa estima que tendrá que contratar veintiún nuevos conductores, tres inspectores y ocho operarios de mantenimiento. Por otra parte, la adquisición de ocho autobuses híbridos, prevista para 2020, supondrá una inversión de 2,6 millones de euros -335.000 euros por cada unidad-. El último contrato para la ampliación de la flota se limitó a incorporar cuatro unidades, todos ellos con motor diésel y con un coste total de 1,1 millones de euros, pero un informe elaborado a principios de este año por el gerente de la empresa, Juan José Piniella, advertía de la necesidad de incorporar 23 autobuses en el periodo 2020-2022 para evitar un excesivo envejecimiento de la flota.

El concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Aurelio Martín, también presentó una estimación del coste que tendría para la empresa municipal la aprobación de las tarifas propuestas para 2020, que incluyen rebajar de 0,82 a 0,70 euros el precio de cada viaje pagado con tarjeta de transporte o Tarjeta Ciudadana y ampliar hasta los 16 años la gratuidad de la que ya disfrutan los menores de 13 años. Ambos cambios supondrán una merma de los ingresos de 798.373 euros (385.827 por la ampliación de los viajes gratuitos a menores y 412.545 por la rebaja del viaje con tarjeta).

En la comisión también se dio información sobre cómo repercutirá en las arcas de la empresa pública el establecimiento de un tipo más alto de IBI para propiedades con un valor catastral superior al millón de euros que se usen como aparcamiento -también a almacén, ocio, hostelería, comercio u oficinas-, caso de las cocheras de EMTUSA en Tremañes. El año pasado, con un tipo del 0,45%, pagó por este concepto 28.808 euros. Si prospera el IBI diferenciado que plantea el gobierno municipal para 2020, que sería del 0,79% para los inmuebles mencionados, el próximo año la cuota serían 50.575 euros, esto es, un 75% más.

Martín dio estos datos en respuesta a un ruego presentado por Ciudadanos en el que el concejal Rubén Pérez pedía cuantificar el aumento de gastos y la merma de ingresos que conllevarían medidas como el aumento del IBI, la rebaja de tarifas y la implantación de la jornada de 35 horas a partir del 1 de enero. «Estamos preocupados por cómo pueden afectar estas previsiones a la viabilidad de la empresa. De hecho, de llevarlas a cabo, el próximo año habrá que incrementar notablemente la aportación municipal a EMTUSA», advirtió el edil.

Más ingresos para Emulsa

Por otra parte, Emulsa ha convocado para el próximo miércoles a su consejo de administración para intentar aprobar su cuadro de tarifas para 2020, después de que en el celebrado esta semana una mayoría de sus miembros reclamara un aplazamiento en la votación y la presentación de una justificación económica más detallada de la subida propuesta, que en el caso de los domicilios es de seis euros al año (la factura bimestral pasaría de 10,50 a 11,50 euros).

En el nuevo informe la empresa recuerda que entre 2012 y 2018 sus precios se mantuvieron congelados y en 2019 subieron un 5%, por lo que el incremento del 9,5% propuesto para el próximo año supondría un aumento total del 14,5% en un periodo de ocho años durante el cual el IPC subió un 8,9%, los salarios de la plantilla un 9,25% y los precios de tratamiento de los residuos que Cogersa cobra a Gijón un 35,7%. «Con el incremento de la tarifa propuesto se llevaría a cabo la implantación de la recogida orgánica en toda la zona urbana en 2020, se reforzaría la concienciación ciudadana a través de campañas de sensibilización ambiental y podrían llevarse a cabo nuevos proyectos, entre ellos, la recogida orgánica a grandes productores, la gestión de un punto limpio itinerante, la colocación de mini-puntos limpios móviles para su uso en eventos, la recogida de residuos vegetales en la zona rural y un programa para el aprovechamiento de excedentes alimentarios», añade el documento.

El aumento previsto de los ingresos a través de las nuevas tarifas es de 1.165.000 euros. En concreto, por las cuotas a 142.407 domicilios se ingresarán 9.826.083 euros, mientras que la cuota industrial -que aumenta de 71,46 a 78 euros al año- reportará a las arcas de la empresa 3.773.917 euros. En total, 13,6 millones de euros de ingresos por la recogida de residuos, equivalente a los costes del servicio previstos para 2020: 6,9 millones en gastos de personal, 1,7 en amortizaciones y 4,8 en gastos de explotación (combustible, reparaciones, tratamiento de residuos, etcétera). Entre las novedades más destacadas, se pasará de uno a tres equipos diarios en la recogida nocturna de residuos orgánicos, se creará un equipo específico para recoger este tipo de residuos a los grandes generadores (restaurantes, etcétera) y se añadirá un equipo más a la recogida diurna de los residuos no reciclables.