La Policía recupera las joyas del último atraco en La Calzada

Estado en e l que quedó la joyería tras el asalto. / PALOMA UCHA
Estado en e l que quedó la joyería tras el asalto. / PALOMA UCHA

Detiene a dos jóvenes de veinte años y a una menor de edad como compinches del autor, arrestado tras el asalto en la joyería Muñiz

OLAYA SUÁREZ

Consideraban que no había actuado sólo y así lo corroboraron tras semanas de investigaciones. La Policía Nacional ha detenido a dos jóvenes de veinte años y a una menor de edad como supuestos compinches del individuo arrestado poco después de atracar la joyería Muñiz en la calle Brasil, en el barrio de La Calzada.

Los agentes señalan que los acusados ayudaron a L. F. J., de 19 años, a ocultar y vender las joyas robadas. Fue interceptado en una cafetería próxima al establecimiento comercial asaltado. Sin embargo, en ese momento, pese a la exhaustiva inspección en el local y en el parque anexo, el botín no fue recuperado.

«Las evidencias recogidas en el lugar de los hechos y las posteriores investigaciones llevaron a los agentes a descubrir que el autor no había actuado solo, sino que había contado con la colaboración de otras personas que realizaron supuestamente labores de vigilancia», explicaron desde la Comisaría de la Policía Nacional. Se trata de un joven de veinte años y su novia de 17, ambos vecinos del barrio de La Calzada, y de otro joven de veinte años vecino de Oviedo, «cuyo papel era el de volver a poner las joyas en el mercado y conseguir con ello un beneficio económico para el grupo».

Los trabajos policiales permitieron recuperar las joyas sustraídas y devolvérselas a los propietarios de la joyería, quienes ya habían sufrido otro atraco la pasada primavera, con un 'modus operandi' similar. La tarde del 24 de enero el ladrón accedió a la joyería portando una bolsa de plástico y en su interior una tapa de alcantarilla. Golpeó con ella con gran violencia una de las vitrinas y consiguió huir con una bandeja de joyas.

Fue arrestado y puesto en libertad con cargos a la espera del juicio. No era la primera vez. En diciembre, supuestamente, perpetró otro atraco en otra joyería de la avenida de la Argentina, también en La Calzada. En esa ocasión, entró con un martillo y también fracturó un expositor para hacerse con un cuantioso botín. Fue detenido días después por la Policía Nacional y puesto a disposición del juzgado que realizaba las funciones de guardia, para quedar luego en libertad con cargos. Ahora han sido sus presuntos compinches los que han resultado apresados.

Los investigadores tratan ahora de determinar si los mismos individuos pudieran estar involucrados en otros episodios delictivos registrados en la ciudad en los últimos meses y si pudieran ser los autores del asalto a punta de navaja en una cafetería de la avenida de la Argentina, donde llegaron a golpear a la camarera para evitar que cogiera su teléfono móvil y avisara.