El programa para crear empresas vinculadas a los cruceros genera 36 empleos

Turistas del buque 'Balmoral' desembarcan en El Musel. / J. PAÑEDA
Turistas del buque 'Balmoral' desembarcan en El Musel. / J. PAÑEDA

La Cámara de Comercio considera «un éxito» el resultado de esta experiencia desarrollada junto a Gijón Impulsa

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Hace un año se puso en marcha una novedosa iniciativa para sacar el máximo rendimiento económico a las escalas de cruceros en la ciudad mediante la creación de nuevas empresas turísticas que puedan dar un plus de servicios y calidad a estos miles de turistas que visitan Gijón solo durante unas horas. Se trata del programa 'Escala empleo', desarrollado por la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón y el Ayuntamiento a través de Gijón Impulsa. Y el resultado está siendo «un éxito», tal y como indicó el secretario general del ente cameral, Álvaro Alonso Ordás.

El proyecto se dividió en cuatro programas, de los que tres ya están ejecutados y el último se encuentro en pleno desarrollo. El resultado es que del primero, quince participantes consiguieron empleo, bien mediante su propia empresa o por cuenta ajena; del segundo, once, y del tercero, diez. Eso hace que en total se hayan creado 36 puestos de trabajo y una serie de empresas de lo más variadas.

Álvaro Alonso explica que «buscábamos el desarrollo de formación previa de un centenar de proyectos. Podía ser mejorar lo que había o nuevas iniciativas. Hay que tener en cuenta que los viajeros de cruceros son mucha gente en poco tiempo y hay que saber cómo atenderles». Ni que decir tiene que se aprovechó la experiencia de otros lugares con gran número de cruceristas y que tienen más años de experiencia en este asunto.

Todo ello con vistas a aprovechar «un turismo que va al alza tanto en Europa como en España y en Gijón. También, con el incremento de las temperaturas, se están abriendo nuevas vías de navegación, por lo que queremos adelantarnos y formar a personas que puedan poner en marcha estos proyecto», indica Álvaro Alonso. Por eso, se formaron cuatro grupos de unas 25 personas cada uno que reciben formación en gestión empresarial vinculada al sector turístico de cruceros, para lo que también implicaron en este proyecto a las navieras, la Autoridad Portuaria de Gijón, el sector turístico y los agentes portuarios.

Tutorías

«Los participantes en el programa elaboraron un proyecto con la asesoría de unos tutores que dedican más de 1.600 horas a este trabajo. Luego vino su puesta en marcha, una vez corregido el proyecto y analizada su viabilidad económica», resalta el secretario general de la Cámara. El caso es que «ya tenemos tres programas en los que finalizaron con éxito todos los proyectos presentados, aunque hay algunos que aún están en la fase de tutoría», apuntó.

El caso es que algunas de las personas que recibieron esta formación se incorporaron a empresas que ya están en pleno funcionamiento en este sector de actividad, pero la mayoría están llevando a cabo sus propios proyectos. «La intención es mejorar la competitividad de las compañías y del sector con empresas especializadas. Hay nuevas empresas de todo tipo, hubo mucha imaginación. Desde lo más sencillo, como traducción o asistencia a los viajeros, a programas de visitas turísticas muy distintos a los que existen. Por ejemplo, turismo de gastronomía, cultural, etcétera. No se trata solo de ofrecer una excursión, sino de buscar la parte diferencial que haga atractivo el destino Gijón para las navieras y que el turista se vaya más satisfecho», remarca Álvaro Alonso. Y todo ello se complementa con la aplicación de las mejores soluciones tecnológicas.

Son muchos los proyectos que ya han visto la luz, pero para ver lo variado de ellos sirvan como ejemplos algunos como 'OnTrack', que consiste en ofrecer sillas de ruedas todoterreno a los cruceristas con problemas de movilidad; 'Mecá y eso!', con actividades de ocio y misterio; 'Faunaula', de diseño textil utilizando tintes procedentes de algas; 'Menta mente', de servicios de bienestar y salud relacionados con la mar; 'Casa pomelo', de eventos de diseño y producción gráfica poniendo en valor los recursos históricos y naturales de Asturias; y otros sobre guías de turismo, una peluquería canina con servicio a hoteles y actividades en playa, servicios de traducción, y actuaciones musicales en directo.

Más mujeres que hombres

En las tres primeras ediciones del programa 'Escala empleo' participaron un total de 76 personas, de las que 44 eran mujeres. Completaron el programa 71 de los participantes y fueron 36 las personas que obtuvieron un empleo. De ellas, 21 son mujeres y 15, hombres.

Según los análisis realizados por la Cámara de Comercio y Gijón Impulsa, el volumen de negocio que se espera conseguir una vez que este plan esté implantado y a pleno rendimiento alcanza los seis millones de euros. De esta manera se pretende potenciar el autoempleo y generar lo que se denomina 'economía azul', es decir, aquella vinculada al medio marítimo y que desde hace unos años está tratando de potenciar el Principado de Asturias, si bien hasta el momento se había centrado en acercar actividades tradicionales, como la pesca, a los visitantes. Con este proyecto se pretende dar un paso más y aprovechar un flujo de visitantes cercano a las 20.000 personas anuales a Gijón con actividades que tengan un plus de calidad y que motiven que sean las propias navieras quienes vean en Gijón un destino en el que sus clientes encuentran no solo más facilidades, sino actividades de ocio que les aportan algo más que las visitas tradicionales. Pero además, las empresas creadas también deberán ser económicamente viables fuera de la temporada de cruceros, que ya ha terminado por este año en el puerto de El Musel

Los impulsores de este proyecto cuentan con la colaboración de la Autoridad Portuaria de Gijón y la financiación de la Fundación Incyde y del Fondo Social Europeo.

 

Fotos

Vídeos