El PSOE ofrece un sueldo más a los grupos con tres concejales en busca de consenso en Gijón

La alcaldesa, el día de su toma de posesión, aplaudida por los concejales. / ARNALDO GARCÍA
La alcaldesa, el día de su toma de posesión, aplaudida por los concejales. / ARNALDO GARCÍA

EMTUSA, Emulsa y la EMA ampliarán sus consejos de administración para poder dar cabida a todos los partidos con representación municipal

IVÁN VILLARGIJÓN.

La concejala de Hacienda y portavoz del gobierno municipal, Marina Pineda, inició ayer una segunda ronda de contactos con los grupos de la oposición en busca de acuerdos para la organización y la distribución de recursos de la nueva Corporación local. La intención es aprobar a mediados de la próxima semana en el Pleno la cuantía de los sueldos y dietas que percibirán los concejales, el reparto de liberaciones entre los grupos, los puestos que tendrá cada uno en las comisiones municipales y en los organismos autónomos y las ayudas que percibirán para la contratación de personal y para sus gastos ordinarios de funcionamiento. La composición de los consejos de administración de las empresas municipales se aplazará hasta el Pleno de agosto, toda vez que algunas de ellas deberán modificar sus estatutos para ampliar el número de consejeros y poder dar cabida así a todos los grupos de la oposición sin restar representación a sindicatos y vecinos.

La principal novedad con respecto a la propuesta presentada la semana pasada es la oferta de un sueldo más a los tres grupos municipales que tienen tres concejales en la nueva Corporación: Foro, Podemos y PP. En la primera reunión el PSOE planteaba que cada uno de ellos percibiera los fondos equivalentes a liberar a un concejal, que es la misma cantidad que ofreció a Vox e IU, con dos y un concejal respectivamente, mientras el grupo de gobierno se reservaba diez liberaciones y Ciudadanos, con cuatro concejales, disfrutaba de dos sueldos completos. Ese reparto no convencía a los grupos, que consideraban insuficiente la oferta. El plan que está ahora sobre la mesa mantiene diez liberaciones completas para el grupo socialista y dos para ciudadanos y eleva a dos los sueldos que podrán percibir Foro, Podemos y PP, siempre que una de esas nóminas se reparta al 50% entre dos concejales. Es decir, que cada grupo contará con un edil con dedicación exclusiva y dos con dedicación parcial.

Ciudadanos, principal partido de la oposición, no pone en principio pegas a este reparto, dado que solo dos de sus ediles -José Carlos Fernández Sarasola y Rubén Pérez Carcedo- prevén trabajar de forma exclusiva para el Ayuntamiento, mientras las otras dos concejalas, Ana Isabel Menéndez y Mara Simal, compatibilizan las tareas municipales con su trabajo habitual, percibiendo únicamente de las arcas del Ayuntamiento las dietas correspondientes a la asistencia a comisiones, plenos y consejos de administración.

La otra integrante de la Corporación sin nómina fija del Pleno será la socialista Carmen Saras, única edil del PSOE que no estará liberada. No obstante, dado que en el nuevo gobierno asumirá las competencias de Medio Ambiente, es previsible que esté al frente de empresas como Emulsa y la EMA, donde a diferencia de los concejales con dedicación parcial o total sí podrá cobrar dietas por cada reunión. Como queda dicho, Foro, PP y Podemos disfrutarán de una liberación completa y dos parciales, mientras que IU tendrá una entera para su único concejal. En Vox, con derecho a un sueldo completo, la intención es repartirlo también entre sus dos ediles, con un mayor porcentaje para el portavoz municipal, Eladio de la Concha, mientras Laura Hurlé tiene una dedicación menor, que conciliaría con su trabajo en EdP.

Entre liberaciones totales y parciales, se pagará el equivalente a 19 nóminas de 58.600 euros cada una, frente a las 19,75 de 52.000 euros de la anterior Corporación. Si se suma el salario de la alcaldesa -que pasará de 64.900 a 67.500 euros- la masa salarial de la Corporación ascenderá a 1.180.000 euros al año, que serán 90.000 más que hasta ahora.

Más información

Más personal

Pineda también propuso a Foro, Podemos y PP elevar la dotación para gastos de personal que les había ofrecido la semana pasada. A la contratación de un técnico (o asesor) y un administrativo podrán sumar un segundo técnico a media jornada. El grupo socialista, mientras, reduciría de cinco a cuatro el número de sus técnicos, aunque mantendría tres administrativos a tiempo completo y uno a media jornada.

En lo que respecta a las empresas municipales, la idea es elevar de diez a quince miembros el tamaño de los consejos de administración de EMTUSA, Emulsa y la EMA, para poder dar entrada en los mismos a todos los grupos políticos. El PSOE tendría cinco consejeros en cada empresa, Ciudadanos dos y el resto de partidos uno cada uno, y se respetaría la presencia en todos ellos de dos representantes sindicales y uno del movimiento vecinal. En 2015 ya fue necesario ampliarlos de nueve a diez consejeros.

En el caso de Divertia, a la espera su posible disolución, el consejo pasará de once a doce miembros, con cuatro para el PSOE y uno para cada grupo de la oposición -otros dos representan al sector turístico y las empresas culturales-. En las empresas más pequeñas (Impulsa, Emvisl...) solo habrá un consejero por partido. Y en las mixtas, como la de cementerios o la de la ORA, no todos estarán representados.