La queja de una alumna con discapacidad de Gijón, sin poder ir a clase por la falta de un auxiliar, obliga a Educación a rectificar

La queja de una alumna con discapacidad de Gijón, sin poder ir a clase por la falta de un auxiliar, obliga a Educación a rectificar

Victoria Fernández, de 19 años, que se desplaza en silla de ruedas, volverá mañana a las aulas del IES Roces tras disponer de un sustituto

CANDELA PICÓ
CANDELA PICÓGijón

Victoria Fernández, alumna de 19 años del IES de Roces ya puede regresar a clase después de dos días sin auxiliar. La joven que tiene una discapacidad física que le obliga a desplazarse en silla de ruedas, necesita de la asistencia de una auxiliar educativa para que le ayude a ir al baño y desplazarse por el centro. Esta persona disfruta desde el martes de cuatro días de descanso, y la Consejería de Educación no tenía pensado su sustitución. «No puede ser que el lunes nadie pudiera sustituir a la asistente y hoy de repente sí. Lo que pasa es que no interesa buscar a alguien para tan poco tiempo», manifestó Fernández. «Ayer se repartieron los boletines con las notas de los exámenes realizados y al no poder ir a clase no tuve la oportunidad de verlos y hablar con los profesores», añadió la joven, quien quiso resaltar que desde el centro «las soluciones que se me ofertaron era ir sola o no acudir a clase. Al final tuve que decantarme por esta última ya que no puedo estar toda la mañana sin ir al servicio».

«Es un derecho que tiene mi hija y que la propia Consejería lo aprobó en su día. Es muy duro que tu hija te diga que se siente como un perro, que un día le digan que sí y al otro que no. Parece que solo se consiguen las cosas haciendo ruido y no debería ser así», comentó su madre, Covadonga González. Además, considera 'sarcástico' que su hija, que cursa un ciclo superior de Integración Social «tenga que sufrir este tipo de discriminación». «Respeto que la auxiliar disfrute de su periodo vacacional como es lógico, pero lo que no me parece correcto es que por parte de la Consejería y el centro no se busquen soluciones alternativas», explicó.

Por su parte, la directora del centro, Begoña Seijo explicó que desde el instituto se tramitó la sustitución de la asistente pero que la ayuda no llegó hasta hoy cuando recibieron la noticia e inmediatamente se lo comunicaron a la estudiante. «Se le dieron varias alternativas a la alumna y está decidió no acudir a clase».

Las movilizaciones por parte de los compañeros de clase de la joven, que se manifestaron esta mañana en la puerta del centro, y el manifiesto lanzado por el Grupo Municipal Xixón Sí Puede (XsP) pidiendo que «de forma inmediata» la Consejería actuara a favor de la afectada, han servido para que Victoria pueda volver mañana a clase como cualquier alumno más.