«¡Para reyes y princesas, los vecinos de Roces!»

Roces. Montserrat López, de rojo en el centro, junto a la comisión de festejos antes del pregón. / P. UCHA
Roces. Montserrat López, de rojo en el centro, junto a la comisión de festejos antes del pregón. / P. UCHA

Montserrat López ejerció de pregonera en unas fiestas que recordaron con cariño al fallecido presidente vecinal

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Con la inminente visita real a tierras asturianas, la concejala de Cultura Montserrat López encontró la excusa perfecta para sacar el linaje a los vecinos de Roces, que ayer comenzaron sus fiestas con una intensa jornada. «Unas fiestas que además coinciden con la mayor fiesta de Asturias, la de Covadonga, que este año contará con la presencia de hasta reyes y una princesa. Que nos perdone la Monarquía, pero ¡para reyes y princesas los vecinos y vecinas de Roces! Un barrio que, dejadme que os diga, siempre tuvo un sabor especial», resaltó la concejala durante el pregón.

Pese al carácter festivo de la jornada, la parroquia tuvo un especial recuerdo por Pablo Roces, presidente de la asociación de vecinos Nuestra Señora de Covadonga desde 2015 y que falleció el jueves a los 58 años. Además de un minuto de silencio, López también le dedicó unas emotivas palabras durante la lectura del pregón: «Vaya un recuerdo cariñoso para él y nuestro agradecimiento por todo el trabajo y esfuerzo que puso al servicio de esta parroquia. A su memoria dedicamos esta fiesta, un poco ensombrecida por su marcha. Siempre te llevaremos en nuestro corazón, Pablo».

Además de versar sobre la historia y los personajes más emblemáticos de la parroquia, López instó a «disfrutar del presente para dejar de un lado por unos días la rutina del resto del año. Bailad con la orquesta Trapecio, acudid a la sesiones vermú y llenad los móviles de fotos de vuestros hijos y nietos en la fiesta de la espuma o disfrutando del payaso Tato». Más allá del pregón, Roces siguió el consejo de la concejala y disfrutó primero de la actuación del payaso Pelayo y de la verbena nocturna amenizada por la orquesta Trapecio.

Además de Roces; Serín, Cimavilla, La Guía y La Camocha también continuaron con su programa festivo, que subió de intensidad en animación gracias al buen tiempo y a la cercanía del fin de semana. Así, decenas de niños y niñas se acercaron al barrio alto para disfrutar de una concurrida chocolatada, que con el paso de la tarde se convirtió en un animado pasacalles.

En lo que respecta a La Guía, el plato fuerte de la tarde corrió a cargo del grupo teatral Picamaro, que llenó el salón de actos del colegio Río Piles con la obra teatral 'Como la vida misma'. Ya de noche, la música tomó el campu del barrio con el concierto de Green River Rock y, posteriormente, con una verbena a cargo de La Orquestina.

La ruta cicloturista de Serín y la música popular en La Camocha -con un concierto de Los Jimaguas y la posterior verbena con el grupo Guateque- completaron la jornada festiva. En La Camocha, asimismo, hoy tendrán el plato fuerte con el concierto de Los Berrones a las 23 horas.

Más información

Fuegos en el Grupo

Los clubes deportivos con más solera de la ciudad vivieron ayer dos intensas jornadas. El Grupo Covadonga, con la ya tradicional noche de los fuegos y el Club Santa Olaya, con el concierto de Los Testigos, fueron el epicentro de la fiesta para sus socios. Para hoy, en ambos clubes se espera un sábado muy animado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos