El Santa Olaya, cercado por la obra del depósito de El Arbeyal y la urbanización de Solvia

Vista panorámica de las obras del del pozo de tormentas y de la urbanización del PERI 01. / JOAQUÍN PAÑEDA
Vista panorámica de las obras del del pozo de tormentas y de la urbanización del PERI 01. / JOAQUÍN PAÑEDA

El club confía en firmar en tres meses un acuerdo de cesión de uso de una parcela anexa municipal para invertir 4 millones de euros en su ampliación

M. MORO

Las obras de construcción de dos nuevos pozos de tormentas avanzan por el este y también por el oeste. El Club Natación Santa Olaya puede dar fe de ello. La entidad fabril se encuentra estos días cercada por las obras. Desde la semana pasada los socios no pueden entrar ni salir del club por lo que ellos llaman la 'puerta de la playa'. Tienen acceso a la rampa por la que se baja a la mar, pero el paseo que hay delante de las canchas de pádel está cerrado por el vallado que la empresa FCC ha instalado a lo largo de la fachada marítima de El Arbeyal por las obras del depósito de tormentas que se excavará en la parcela verde junto a la sede de la EMA.

Eso respecto a la parte trasera del club. En la entrada principal por el Camino del Lucero la situación no es mucho mejor, porque tienen una gran zanja abierta vinculada a las obras de urbanización del plan residencial (PERI 01) que lidera en la zona Solvia, inmobiliaria que ya ha instalado allí un cartel para empezar a comercializar las viviendas.

Las obras de urbanización, que está ejecutando Alvargonzález Contratas, tienen fecha prevista de conclusión para el mes de abril, momento en que también está previsto que arranque la construcción del primero de los cuatro edificios barco proyectados con vista a la playa de El Arbeyal para el que Solvia ya tiene licencia municipal. Un bloque que albergará 48 viviendas. El proyecto recuperará el acceso directo a la playa por Pachín de Melás y creará casi un centenar de plazas para aparcar.

La entidad fabril reformará su piscina exterior con un nuevo cierre retráctil

Se ha suprimido el paso provisional que se abrió por la presión de los vecinos de El Natahoyo el pasado verano para tener acceso directo a la playa de El Arbeyal, porque interfería con la ejecución de las obras de urbanización del PERI. Por ese motivo se vuelve a tener que dar un buen rodeo para acercarse hasta el paseo del arenal de La Calzada y al adentrarse en el perímetro de las obras del pozo de tormentas adjudicado a FCC por 7,2 millones de euros hay que moverse en zig zag por el vallado instalado. Esta situación se prolongará como mínimo hasta finales de 2020, cuando está prevista la conclusión del depósito que pondrá fin a las inundaciones de la calle Brasil.

El presidente del Santa Olaya, Secundino González, asegura que la masa social socios «lleva con naturalidad» está acumulación de obras en su entorno, consciente de que traerán mejoras para la zona.

El viernes 22, asamblea

En relación con el ámbito del vecino plan residencial, González confía en cerrar con el Ayuntamiento, antes de las elecciones del 26 de mayo, un acuerdo para la cesión de uso de una parcela municipal anexa donde se proyecta la ampliación de las instalaciones olayistas. 4.000 metros cuadrados de nuevos equipamientos deportivos (multisalas modulares, servicios médicos, nueva formación reglada, nueva entrada para el club, parking subterráneo...) en los que el club invertirá cuatro millones de euros y que busca un crecimiento social hasta los 20.000 socios.

Pero antes de eso el próximo viernes 22 se llevará a la asamblea, para su aprobación por los socios, un plan de inversiones que incluye la reforma de la piscina exterior, a la que se incorporará un cierre retráctil.