Tensión en el PP ante la junta local que nombrará hoy al comité electoral

Tensión en el PP ante la junta local que nombrará hoy al comité electoral

La pugna entre posibles candidatos ha enrarecido el ambiente en la sede de Álvarez Garaya y la militancia teme una nueva división del partido

M. M. / A. P. GIJÓN.

Máxima tensión en el PP ante la reunión de esta tarde de la junta local para nombrar a las nueve personas (incluyendo un representante de Nuevas Generaciones y la presidente Dolores Martino) que integrarán el comité electoral que propondrá el nombre del candidato local a su equivalente regional.

La pugna entre una terna de posibles candidatos -Mariano Marín, Pablo González y David González Medina- ha enconado los ánimos al tiempo que se ha instalado la bicefalia en el partido, con Mercedes Fernández como presidenta regional y Teresa Mallada como cabeza de lista autonómica designada por Génova.

Especialmente llamativo ha sido el distanciamiento entre dos de los aspirantes, Marín y González, que siguen siendo a día de hoy presidente y secretario general de la junta local, respectivamente. Fuentes conocedoras de los entresijos de la organización aseguran que el portavoz del PP en el Ayuntamiento se siente ninguneado por Marín y que aquel no le pasa ningún tipo de información como la decisión de nombrar a este comité electoral, de la que si estaba al corriente David González Medina, otro de los aspirantes. González estaría en este siendo castigado por haberse posicionado como 'casadista' dentro del grupo municipal y dentro de la propia organización local.

El ambiente está tan enrarecido en la sede de Álvarez Garaya que parte de la militancia, que teme una nueva división del partido tras haberse pacificado, ha dejado de acudir.

La inmediatez de la convocatoria para constituir el comité electoral de Gijón -primero iba a ser una junta directiva ordinaria y posteriormente se sustituyó por otra de carácter extraordinario- preocupa en el sector del PP que apoya la renovación de las formas y personas en el partido. «Es una bofetada a Casado en la persona de Pablo González», resumieron.

 

Fotos

Vídeos