El Ayuntamiento negocia la reedición de la obra de Dolores Medio

El alcalde, Wenceslao López; el edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos; la cronista, Carmen Ruiz-Tilve, y la vicealcaldesa Ana Taboada, ayer. /
El alcalde, Wenceslao López; el edil de Cultura, Roberto Sánchez Ramos; la cronista, Carmen Ruiz-Tilve, y la vicealcaldesa Ana Taboada, ayer.

Una placa recuerda el lugar donde nació la escritora ovetense, «una mujer comprometida socialmente»

IDOYA REY

Dolores Medio es uno de esos extraños casos en la región, el de una mujer que ha sido distinguida en su tierra. Es hija predilecta de la ciudad, tiene estatua y plaza, y ha dado nombre a un colegio y a una escuela infantil. Desde ayer, además, una placa recuerda el lugar de su nacimiento, en la calle Ramón y Cajal. Aunque lo que no tiene son obras a disposición. Con sus libros descatalogados, Dolores Medio carece del mejor homenaje que se puede hacer a cualquier escritor: leer sus libros.

No es que su obra sea inaccesible, pero no hay lugar donde adquirir los libros, algo contra lo que luchan desde hace tiempo la fundación que lleva su nombre y su amiga y biógrafa, Carmen Ruiz-Tilve. Así se lo hicieron saber al concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, quien ayer hizo una arenga pública. «Oviedo y Asturias tiene una asignatura pendiente que debe solucionar. Deberíamos recuperar la obra de Dolores Medio, sobre todo 'Nosotros los Rivero'. Deberíamos recuperarla para bibliotecas y para el conocimiento de las nuevas generaciones», expresó el edil, que ya ha dado los primeros pasos para saldar esa deuda. Desde hace meses, aseguró, el Ayuntamiento trabaja para que algún editor se ocupe de esa reedición. De momento, tienen la palabra de un editor interesado en hacerse cargo de la tarea. «Desde el equipo de gobierno, junto a Carmen Ruiz-Tilve y la Fundación Dolores Medio, estamos dando voces para que sean las editoriales quienes editen la obra. Tienen todos los derechos de autora a su disposición y desde el Ayuntamiento colaboraremos a la divulgación y el conocimiento. El Consistorio no tiene instrumentos. Esperamos que en pocos meses se publique la novela», reveló Sánchez Ramos.

Hasta que esa intención se confirme, la ciudad no quiere olvidar a esa escritora, maestra y mujer de su tiempo, comprometida con los movimientos y las luchas sociales, quien tuvo que sortear la censura franquista que no siempre pudo evitar. «Fue una mujer de una gran personalidad, una mujer de su tiempo en unos tiempos que no eran fáciles. Supo vivir en armonía pese a dificultades de pasar de un régimen de libertades a uno de dictadura, que para una mujer es mucho más complicado», elogió la periodista Pilar Rubiera, miembro de la Fundación Dolores Medio.

La escritora nació y murió en Oviedo un 16 de diciembre, con 85 años de diferencia. Un día lluvioso como el de ayer de hace veinte años falleció. El Ayuntamiento quiso recordar a Dolores Medio con esa placa que ya luce para siempre en el edificio de Ramón y Cajal. «La casa del siglo XVIII estaba aquí. Era digna representante de un Oviedo clásico. Pero la tiraron. La familia tenía un negocio aquí y quedaron en una miseria vergonzante, pero Dolores sobrevivió a todo. Tenía un temperamento extraordinario que la hizo, yo diría, mayoritariamente feliz», describió la cronista oficial de Oviedo, Carmen Ruiz-Tilve. Traía, además, un último mensaje: «Leed a Dolores Medio».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos