Canteli aspira a lograr el título de Capital Española de la Gastronomía en un año

José Luis Álvarez Almeida, Natalia Korchajina, el padre Ángel, Yuri Korchagin, José Luis Martínez Almeida y Alfredo Canteli, ayer durante la presentación del Desarme en Madrid. / E. C.
José Luis Álvarez Almeida, Natalia Korchajina, el padre Ángel, Yuri Korchagin, José Luis Martínez Almeida y Alfredo Canteli, ayer durante la presentación del Desarme en Madrid. / E. C.

El alcalde presenta las jornadas del Desarme en Madrid y promete completarlas con la creación de una feria de otoño «que dure diez días»

A. A.OVIEDO.

El alcalde acota objetivos. Alfredo Canteli aspira a conseguir el título de Capital Española de la Gastronomía en un año. «Sería imperdonable que no aprovechásemos la calidad y la variedad de la hostelería ovetense para conseguirlo». Así lo afirmó ayer, durante la presentación de las jornadas del menú del Desarme en el restaurante Teitu de Madrid. «Los hosteleros sois los mejores embajadores de nuestros platos, que están al mismo nivel que el Prerrománico, la Cámara Santa o La Regenta. No debemos tener miedo a cruzar el Negrón», manifestó Canteli. Por eso, además, prometió la creación de una feria de otoño «que dure diez días» y que complemente así a los tradicionales garbanzos con bacalao y espinacas, a los callos y al arroz con leche que copan las mesas de la ciudad cada 19 de octubre.

Durante el acto de presentación, al que asistieron, entre otras autoridades, el embajador de la Federación de Rusia en España, Yuri Corchagin; el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida; el padre Ángel; o el cofrade mayor del Desarme, Miguel Ángel de Dios, el regidor destacó que «en la actualidad, este acontecimiento va mucho más allá. Ha crecido y evolucionado hasta convertirse en uno de los mayores emblemas gastronómicos de Oviedo y en un motivo de orgullo para todos los ovetenses».

Así, el regidor quiso poner de relieve su compromiso para potenciar «todas aquellas actividades organizadas por Otea y la Cofradía del Desarme que supongan dinamizar la ciudad». Y es que, en sus palabras, «el turismo gastronómico es un activo muy importante para el municipio». «Cada vez son más quienes eligen sus destinos de vacaciones en función de la cocina local o de los eventos culinarios», advirtió.