Oviedo se rinde a los pies de Tino Casal

La estatua en homenaje a Tino Casal que se ha descubierto en la calle Armando Palacio Valdés de Oviedo./Pablo Lorenzana
La estatua en homenaje a Tino Casal que se ha descubierto en la calle Armando Palacio Valdés de Oviedo. / Pablo Lorenzana

Familia, amigos del artista y autoridades inauguran en la calle Armando Palacio Valdés la estatua de bronce del 'Rey del Glam'

ALBERTO ARCEOviedo

El incombustible Tino Casal habría cumplido 69 años el pasado 11 de febrero de no ser por el desgraciado accidente que acabó con su vida el 22 de septiembre de 1991 en Madrid. Nadie le ha olvidado. Sus familiares, amigos y seguidores lo tienen presente día tras día, pero ahora, desde la mañana de este mismo viernes, toda la ciudad podrá visitar al mismísimo 'rey del Glam' a la altura del número 20 de la calle Armando Palacio Valdés. Y es que, tras casi tres años de espera, al fin tuvo lugar la inauguración de la estatua dedicada al famoso músico.

El acto, al que asistieron el alcalde, Wenceslao lópez; el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos; la de infraestructuras, Ana Rivas; el de Personal, Iván Álvarez; y el de Deportes, Fernando Villacampa, empezó con la actuación a pie de calle de la banda de gaitas Ciudad de Oviedo.

La estatua, elaborada por los hermanos Anselmo y Alfredo Iglesias, de la veterana firma Igless Principado, pesa 400 kilos y está construida en bronce, supera en varios centímetros el 1,82 de altura del difunto Casal (al llevar un sombrero de ala ancha) y ha costado un total de 20.000 euros recolectados gracias a la colaboración ciudadana, la celebración de conciertos conmemorativos, eventos y donaciones. Además, la pieza cuenta con una inscripción del poeta y catedrático de la Universidad de Oviedo, Aurelio González Ovies, que reza «Su ser y grandeza, talento creación y alma de huracán».

El productor cultural Javier Grela ha sido el encargado de glosar la andadura vital y musical del artista. «Tino Casal seguira formando parte de todos nosotros», ha señalado ante la emoción de los asistentes.

Después, el amigo de la infancia de Casal, Ramón Palicio, ha hecho un pequeño recorrido por la historia mas personal del músico de Tudela Veguín. «Tenía muchas caras, era un artista poliédrico que llegó a las tres octavas, pero fue muchas cosas más: diseñador, dibujante, caratulista, peoductor. Tino fue caleidoscópico y polifacético», ha explicado. «Tino fue el primer varón que se puso un piercing en España, el introductor en España de la gaita en la música pop y el autor del primer videoclip en España», entre otras muchas cosas, ha abundado Palicio.

Según Palicio, Tino, como persona, era «bondad, amistad y amor a las raíces». «El siguiente paso tiene que ser un museo propio para que las generaciones venideras disfrute de su obra», ha propuesto.

Pero en todo momento la música no ha dejado de sonar. La cantante Covadonga de la Rúa, ataviada con una chaqueta larga diseñada por el propio Casal, ha interpretado la archiconocida 'Eloise' en vivo y en directo. «Es un verdadero orgullo que la cuidad de Oviedo reconozca la música de esta manera tan bonita», ha afirmado, en declaraciones a este diario.

Por último, las hermanas de Tino, Conchita y Martinita han destapado la estatua de 1,97 metros. Aplausos y algún que otro sollozo. «Esa era la imagen de Tino», ha sentenciado Palicio.

Al final, después de la despedida de Grela, la banda de gaitas Ciudad de Oviedo ha interpretado otro de los icónicos temas del hijo predilecto, a título póstumo, de la ciudad de Oviedo, 'Embrujada'.