En libertad con cargos el acusado del atropello mortal de la calle Argüelles

La jueza le imputa un delito de homicidio imprudente, uno de conducción temeraria y otro de abandono del lugar del accidente

CECILIA PÉREZ OVIEDO.

Tres delitos. Uno por homicidio imprudente, otro por conducción temeraria y un tercero por abandono del lugar del accidente. Es a lo que se enfrenta I. G. G , el acusado del atropello mortal sucedido la madrugada de este domingo en la calle Argüelles, en el que falleció el joven José Manuel Castañón, 'Mamel', de 43 años, como consecuencia del brutal impacto.

El presunto autor del atropello pasó a disposición judicial este mismo domingo, el mismo día que fue detenido por la Policía Local cuando regresaba en taxi a su vivienda, ubicada en el barrio de Vallobín, tras dejar aparcado el vehículo con el que supuestamente atropelló a la víctima, en Colloto.

I. G. G. se acogió a su derecho a no declarar, según informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias. La magistrada, del Juzgado de Instrucción número 1, dictó un auto de libertad a favor del investigado con la obligación de comparecer una vez a la semana en sede judicial. Además, se le retiró el permiso de conducir, el de circulación y se ordenó la intervención de su vehículo, que quedó en depósito a disposición del juzgado mientras se instruye el caso.

EL COMERCIO pudo contactar ayer con el presunto autor del atropello. Declinó hacer declaración alguna por «orden expresa» de su abogado. «No quiero ni puedo decir nada», aseveró. A la pregunta de cómo estaba llevando toda la situación referente al atropello mortal, lo máximo que pronunció fue un «lo siento».

Los hechos

El fatal atropello sucedió la madrugada del domingo en torno a las tres y media de la mañana. Mamel Castañón regresaba de pasar una noche de diversión con sus amigos. Cuando se dispuso a cruzar la carretera, en la calle Argüelles, un Honda Civic que bajaba a gran velocidad impactó contra él. El golpe fue tan violento que el joven salió disparado unos 21 metros, según informaron fuentes de Seguridad Ciudadana. Murió prácticamente en el acto mientras que el conductor se dio a la fuga.

Fue el ocupante de otro vehículo quien trató de auxiliar a la víctima en un primer momento. Dio aviso a los servicios de Emergencias y facilitó los primeros datos del accidente. Hasta el lugar de los hechos se desplazó de inmediato una ambulancia del servicio de Emergencias 112, pero los sanitarios solo pudieron certificar el fallecimiento de Mamel Castañón.

Fue la Policía Local quien se hizo cargo de la investigación. Tras revisar las cámaras de seguridad del Teatro Campoamor, los agentes lograron identificar al vehículo y a su propietario e iniciaron su búsqueda. A media madrugada, el coche fue localizado en Colloto, lugar donde habría sido estacionado por el presunto autor del atropello mortal. El mismo, I. G. G. tomó entonces un taxi para dirigirse a su domicilio en el barrio de Vallobín, donde le esperaban los agentes de la Policía Local, que lo detuvieron en el acto como presunto autor de un homicidio imprudente. El detenido fue sometido a un control de alcoholemia, aunque el resultado no tendría validez judicial al haber sido realizado seis horas después del accidente.

Al investigado por el atropello mortal, en caso de ser procesado, podría enfrentarse a penas de entre dos y diez años de prisión.

Más