El PSOE responde a Defensa que Oviedo tiene «derechos históricos» sobre La Vega

El PSOE responde a Defensa que Oviedo tiene «derechos históricos» sobre La Vega
La fábrica de armas dejó de producir en La Vega en 2012. / ALEX PIÑA

Iglesias Caunedo acusa al alcalde de «tardar treinta y seis meses en enterarse de que el ministerio hará valer lo suyo»

GONZALO DÍAZ-RUBÍN OVIEDO.

A este Ayuntamiento de Oviedo le pasan cosas increíbles. Por ejemplo, mantener negociaciones con Defensa a cerca del futuro de los terrenos de La Vega desde hace tres años, y enterarse de los informes del ministerio contrarios a los intereses municipales por la intervención del portavoz socialista en la comisión parlamentaria del ramo en Madrid y con tres meses de retraso.

La portavoz del grupo municipal socialista, Ana Rivas, confirmó ayer que el alcalde, que lleva el peso de la negociación, «desconocía el informe» del asesor jurídico general de Defensa del pasado 24 de julio, que concluye que el ministerio «no puede revertir ninguno de los terrenos de la fábrica de La Vega al Ayuntamiento y que, al no existir esos derechos», cualquier transacción sobre los mismos «ha de tener, en cumplimiento de la legislación vigente, un carácter oneroso».

El informe parece cerrar la puerta al esfuerzo municipal por probar sus derechos sobre los alrededor de 15.000 metros cuadrados del núcleo original de la factoría, que el municipio cedió al, entonces, Ministerio de la Guerra a mediados del siglo XIX. Rivas negó ayer la mayor, o casi. «Una cosa es que no exista derecho legal a esos terrenos y otra cosa son los derechos históricos», sostuvo e insinuó que, si Defensa no ha remitido el dictamen al Ayuntamiento en estos tres meses «es porque, tal vez, no está cerrado el asunto y puede haber otras vías», que no aclaró, pese a señalar que «esto estaba previsto en el protocolo» pactado entre ambas partes. «Ellos (por Defensa) pueden decir misa, nosotros defendemos los intereses de la ciudad y ellos los suyos», proclamó, y, dijo, que la negociación van bien encaminada.

La lectura en positivo o casi de los socialistas chocó con la de sus socios de gobierno y con las de la oposición. El portavoz del PP, Agustín Iglesias Caunedo, lo resumió así: «Hemos perdido 36 meses con La Vega, ¿qué va a decir ahora el alcalde?». El que fuera regidor hasta 2015 recordó que ese año «dejamos un proyecto para dar usos a los terrenos de La Vega, para hacer ciudad, y negociado entre administraciones, pero lo primero que hizo Wenceslao López fue tirarlo y decidir empezar de cero». Expuso que los cambios de criterio son «fruto de su incapacidad» del equipo de gobierno, que pasó de exigir la reversión de los terrenos en el Pleno a negociar, «como no podía ser de otra manera, porque así lo marca la ley, con Defensa. Todo para que el alcalde tarde 36 meses en enterarse de que Defensa tiene derechos y los va a hacer valer». «No han hecho nada en tres años, no tienen ni proyecto», concluyó.

Desde dentro

Las críticas y la sorpresa también llegaron desde dentro del equipo de gobierno. La portavoz de IU, Cristina Pontón, subrayó que el Ayuntamiento«no puede seguir dándole vueltas a lo mismo ni tampoco dilatar este tema en el tiempo, tenemos que avanzar y para avanzar es fundamental e inaplazable firmar el protocolo porque nos va a posibilitar seguir negociando». Defendió que en esa negociación será posible «lograr la reversión de los 15. 000 metros que reclamamos como propiedad municipal» y establecer «las condiciones de los usos temporales, que tras la utilización continuada que le han permitido a la Fundación Princesa, entendemos que al Ayuntamiento no pueden seguir limitándonos a días sueltos».

Con más mordiente, Rubén Rosón (Somos Oviedo) consideró «muy grave» que el Ayuntamiento se entere de la existencia del informe que «limita los derechos» municipales en La Vega «por un diputado cántabro, un informe que nadie dice conocer en el Ayuntamiento y repito nadie dice conocer» y exigió a Defensa «que nos lo entregue». La existencia del dictamen, sostuvo, «nos da la razón cuando decíamos que las negociaciones estaban paradas» y celebró el «respaldo del Congreso» a la iniciativa de Podemos «para reactivar» las negociaciones. «Hemos hecho todo lo que está en nuestra mano y lo seguiremos haciendo para que este sea el mandato de La Vega», concluyó.

32 millones «asumibles»

De la valoración de los terrenos, confirmada en la comisión tal cual la adelantó este diario en febrero, en 32 millones de euros, la portavoz del PSOE Ana Rivas se limitó a decir que no la comparten, pero no ocultó su malestar con Somos al señalar «que hubiera sido más fácil si nuestros propios socios de gobierno no hubieran presentado la proposición (en el Congreso) y nos hubieran preguntado dentro de la negociación», dijo, pese a sostener que no conocen el informe. El concejal de IU, Roberto Sánchez Ramos, sin embargo, resaltó ayer que la tasación de Defensa es «perfectamente asumible por el Ayuntamiento».

Ciudadanos también atacó a Somos a quienes acusó de afrontar la negociación con 'el espíritu de Viriato' y de torpedear las conversaciones con Defensa. «En su momento ya manifestamos nuestro apoyo para que la negociación con Defensa avanzase, pero está claro que este gobierno no lo va a conseguir porque no son capaces de trasladar a Madrid una postura común ni un proyecto concreto, como ya ha afeado el mismo alcalde en alguna ocasión», señaló su concejal Luis Zaragoza, que lamentó «cuatro años perdidos en los que el gobierno no ha conseguido nada» porque en «en una negociación, todas las partes tienen que salir beneficiadas».

Síguenos en: