Las víctimas tienen voz en la Universidad

Paco Cao, José Manuel Martínez Moreno, María Concepción Paredes, Rubén Vega y Antonio León García, ayer. / ALEX PIÑA
Paco Cao, José Manuel Martínez Moreno, María Concepción Paredes, Rubén Vega y Antonio León García, ayer. / ALEX PIÑA

El Foro Víctima y Trabajo reúne a académicos y juristas para tratar, con documentos históricos, la figura de los injuriados y agraviados

A. ARCE OVIEDO.

Desde que abrió, ya en 2006, el portal virtual Museo de la Víctima, Paco Cao ha tratado por todos los medios de cambiar la perspectiva de análisis que existe entorno al estudio de los agraviados por distintas calamidades e infortunios a lo largo de la historia. De esta manera, y continuando con el mismo afán, en la tarde de ayer se produjo el Foro Víctima y Trabajo, una iniciativa de la Cátedra Asturias Prevención en colaboración con el citado museo, en el que varias autoridades académicas, jurídicas y administrativas del Principado de Asturias tuvieron la oportunidad de exponer sus muy diferentes visiones sobre el tema a través de casos reales documentados.

Cao quiso recordar a los asistentes que «todo comenzó cuando hace doce años fui invitado a participar en el proyecto de arte público 'Juárez'. Allí descubrí, en la frontera entre los Estados Unidos de América y México, el Museo de la Policía Fronteriza, un lugar que muestra, por un lado, todos aquellos artilugios y herramientas bélicas que se utilizan para controlar el acceso ilegal al país, y que, por otra parte, parece que observa como objetos y no como humanos a todos aquellos que intentan cruzar». Además, el doctorado en Historia del Arte por la Universidad de Oviedo, comentó que «allí vi una fotografía de una mochila arrojada en el suelo en la frontera, pero no a su propietario, y desde entonces estoy decidido a darle voz tanto a ese viajero como al resto de víctimas, y siempre al margen de amarillismos o cuestiones políticas».

Las distintas conferencias, que se alargaron hasta bien entradas las ocho de la tarde, y que culminaron con una mesa redonda en la que los asistentes pudieron intercambiar impresiones sobre los temas tratados y los casos expuestos, comenzaron con la intervención de María Concepción Paredes, directora del Archivo Histórico de Asturias, que expuso distintos documentos del archivo asturiano que demostraban la tesis de que la mujer ha sido una víctima constante a lo largo de la historia. Su charla, 'Violencia contra la mujer. Casos y documentos históricos', sacó a colación acontecimientos como el que ella misma tituló 'El secuestro de la sobrina del zapatero', un documento del Fondo Notarial del Oviedo de 1568 en el que se narra cómo se secuestra y viola a una mujer, y cuyas únicas consecuencias legales fueron el pago «indemnización de 15.000 maravedíes al tío de la víctima a través de un proceso en el que en ningún momento se confió en el testimonio de la agredida».

Desde otro prisma, José Manuel Martínez Moreno, especialista en las áreas de derecho laboral y seguridad social de Fernández Llaneza Abogados, comentó el caso del bombero fallecido Eloy Palacio y de cómo la sentencia, que, desde su punto de vista, «no puede imputar de delito de negligencia al Ayuntamiento (conociendo únicamente el relato de hechos probados de la jueza), si bien es cierto que en este caso la víctima es la propia familia del fallecido».

Para finalizar las ponencias magistrales, el profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Oviedo, Rubén Vega, habló de movimientos obreros y represión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos