El PNV abronca a PSOE y Unidas Podemos

Aitor Esteban, portavoz del PNV. / Efe

Lo nacionalistas se abstendrán en la primera votación. Urgen a Sánchez e Iglesias a cerrar un pacto para que salga adelante la investidura

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

El PNV quiere un Gobierno presidido por Pedro Sánchez. Le da igual si es de cooperación o de coalición, lo importante es que PSOE y Unidas Podemos terminen de entenderse y este jueves salga adelante un Gobierno que se ponga a trabajar tras meses de parálisis institucional.

El portavoz nacionalista, Aitor Esteban, ha adelantado que su formación no bloqueará la investidura. No tiene esa capacidad, de todas formas. De darse finalmente el pacto entre Sánchez y Pablo Iglesias, la abstención anunciada de Esquerra bastaría por sí sola para que salga adelante la investidura. En cualquier caso, un Ejecutivo con lo máximos apoyos posibles de inicio sería una buena noticia para la intensa labor legislativa que le quedaría por delante. Este martes los nacionalistas votarán abstención, pero no han descartado pasarse al sí el jueves.

La bronca de Esteban, realizada con una fina ironía y plagada de continuas alusiones a «las setas y los Rólex», ha caído sobre uno y otro lado de la izquierda.

El chiste de Esteban dedicado a Iglesias y Sánchez

Son dos amigos que van al monte decididos a buscar setas. Cada uno con su cesta, van recorriendo el hayedo. En esto, uno de ellos llama la atención del otro: «Ven, ven, mira lo que he cogido aquí». El compañero se acerca y observa que lo que ha recogido su amigo tan eufóricamente es un Rólex carísimo e, indignado, le suelta: «Oye, tú, ¿a qué estamos? ¿A setas o a Rólex?». Y es que hay que estar a lo que hay que estar, añadió el diputado del PNV.

A Sánchez le ha recriminado que el PSOE no se haya esforzado en estos meses por buscar el sí de los seis diputados nacionalistas. También su incapacidad para cerrar acuerdos. Y es que a esta investidura el candidato socialista ha llegado solo con el respaldo del único representante del PRC de Miguel Ángel Revilla. «Dé un paso flexible y decidido al frente. Conformar una mayoría supone un reto personal si se atreve con él, pero puede dar luz a una nueva forma de hacer política», ha instado Esteban al candidato. Y al igual que Iglesias o Gabriel Rufián, ha mostrado su perplejidad por las llamadas a la abstención de Ciudadanos y PP . «A aquellos –le ha recordado a Sánchez en referencia a Rivera y Casado- que han llegado a tildarle, de mafioso o indecente, de mentiroso, de querer vender a la buena gente. El otro de golpista, de presidente ilegítimo, de culpable de alta traición al país y hasta de felón».

El portavoz nacionalista ha pasado más de soslayo sobre Iglesias. Pero también le ha dejado un recado de envergadura. «Hay quien entiende la política como un ejercicio apresurado al asalto del poder en cada ocasión», ha dicho en una clara referencia del líder de Podemos. «Ya saben –ha añadido– aquello de que la avaricia rompe el saco».

No al trío de Colón

A Sánchez e Iglesias los ha metido también en el mismo saco a la hora de avisar de las consecuencias que puede tener una repetición electoral. A uno y a otro les ha señalado que «la ciudadanía no quiere el tripartito de derechas», pero tampoco ha dado mayorías absolutas a nadie y, por eso, «la gobernabilidad pasa por el diálogo y el necesario acuerdo del resto de las fuerzas políticas».

Al margen de los líderes de PSOE y Unidas Podemos, el diputado del PNV solo se ha detenido en otro dirigente político. Ha sido en Albert Rivera, quien ayer incluyó a los nacionalistas vascos dentro de «la banda de Sánchez». «A usted, señor Rivera, le veo también en una banda, pero de mariachis, siempre dando la nota», ha espetado al líder de Ciudadanos.

EH Bildu «facilitará» la investidura con una abstención

Con muchos recelos y como mal menor, EH Bildu ha anunciado que «facilitará» la investidura de Pedro Sánchez, a pesar de los muchos desencuentros con presidente del Gobierno que ha enumerado la portavoz abertzale. Mertxe Aizpurua ha dibujado una España fracasada, cuyos problemas estructurales «deben resolverse con diálogo, negociación y, por supuesto, con democracia».

La diputada independentista ha incluido a Sánchez y el PSOE entre los que practican «un 'apartheid' hacia su partido. También le ha preguntado por qué deberían apoyarle los cuatro representantes de EH Bildu cuando ni siquiera es capaz de pactar con Unidas Podemos. «¿Qué podemos esperar de usted», ha cuestionado al candidato socialista. La formación abertzale no votará en contra de Sánchez, pero tampoco le dará «un cheque en blanco». «Son votos para derogar la reforma laboral, para acabar con la ley mordaza, para modificar la política penitenciaria. Nuestros votos son para reivindicar con firmeza nuestra lengua y cultura ante cualquier amenaza», ha concluido Aizpurua.