Barbón pide a sus consejeros «no ensimismarse ni siquiera cuando estéis convencidos de que tenéis razón»

Adrián Barbón, con los consejeros, en la toma de posesión. / Armando Álvarez.

Los diez nuevos consejeros prometen el cargo ante las máximas autoridades políticas, militares y eclesiásticas; la titular de Cultura, Berta Piñán, utiliza el asturiano

Ana Moriyón
ANA MORIYÓNGijón

Los diez nuevos consejeros del Principado de Asturias tomaron esta tarde posesión de sus cargos en un acto solemne y cargado de simbolismo que volvió a acoger, después de décadas, el palacio de la Junta General en lugar de la sede de Presidencia. Una muestra, anotó Adrián Barbón, del reconocimiento a esta institución y a quienes en 1977 dieron bajo estos mismos techos los primeros pasos hacia la autonomía. La puesta de largo del nuevo Gobierno tuvo lugar en presencia de las más altas autoridades políticas, eclesiásticas, militares y de la sociedad, y con el fracaso de la investidura de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados solo unas horas antes como telón de fondo. En los corrillos no se hablaba de otra cosa, pero en su discurso institucional el presidente del Principado, Adrián Barbón, obvió lo ocurrido solo unos minutos antes más allá de volver a hacer, por enésima vez desde que asumió el cargo, una llamada al diálogo. Era una ceremonia, señaló, de «estreno, alegría y ambición» y así se lo quiso trasladar a sus nuevos colaboradores una vez que, uno a uno, prometieron el cargo en el salón Europa de la Junta General. Sin embargo, también les quiso advertir de que «no será fácil» en un momento en el que la política está denostada y «el mero hecho del compromiso político supone ponerse bajo sospecha», por lo que les agradeció «mucho» su valor y que hubieran accedido a «salir de la zona de confort» sin más ambición que «trabajar por el bien común».

Les recordó que las prioridades del equipo de gobierno pasan por crear empleo, impulsar una industria competitiva, reforzar los servicios públicos y la cultura, mantenerse a la vanguardia en la defensa de la igualdad y afrontar el reto demográfico. «Esos ejes son nuestro norte», apuntó. Teniendo en cuenta que el «trabajo y la perseverancia ya la traéis de serie», les dijo Barbón a sus nuevos consejeros, le pidió «cercanía», estar en contacto continuo con la calle, «no ensimismarse ni siquiera cuando estéis convencidos de que tenéis razón» y mucho diálogo, aunque «sobren fanáticos del bloqueo». Y más que pedirles, les impulso que trabajaran con «ilusión y audacia».

Le escuchaban los nuevos consejeros tras haber prometido el cargo ante la Constitución y el Estatuto de Autonomía en una ceremonia en la que volvió a escuchar la llingua asturiana. La utilizó la flamante consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo, Berta Piñán, tal y como lo hizo ya el presidente del Gobierno en sus últimos discursos más institucionales. Además de la escritora, tomó posesión del cargo Juan Cofiño, quien, después de dieciséis años, vuelve a la vida política como diputado, vicepresidente y consejero de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático, en sustitución de Benigno Fernández. También lo hicieron la teniente de alcalde de Langreo, Rita Camblor, nueva consejera de Presidencia, el departamento que hasta ahora encabezaba el también portavoz del Gobierno Guillermo Martínez, y Ana Cárcaba, que se pone al frente de Hacienda sustituyendo a Dolores Carcedo. Enrique Fernández, alcalde de San Martín del Rey Aurelio entre 2011 y 2019, prometió el cargo como titular de Industria, Empleo y Promoción Económica, dando el relevo a Isaac Pola, y Carmen Suárez Suárez lo hizo como consejera de Educación, cogiendo el testigo de Genaro Alonso. Pablo Ignacio Fernández prometió el cargo como consejero de Sanidad, puesto que deja Francisco del Busto, y Melania Álvarez se incorpora al nuevo Gobierno como consejera de Derechos Sociales y Bienestar para dar el relevo a Pilar Varela. Completan el equipo Alejandro Calvo, como nuevo consejero de Desarrollo Rural, Agroganadería y Pesca que, con una denominación parecida, llevaba hasta la fecha María Jesús Álvarez, y el investigador Borja Sánchez, consejero de Innovación, Ciencia y Universidad.

Más información