Ciudadanos se convierte en determinante para la elección de cuatro alcaldes asturianos

Ignacio Prendes, Juan Vázquez y Nacho Cuesta, durante la campaña electoral. / ÁLEX PIÑA
Ignacio Prendes, Juan Vázquez y Nacho Cuesta, durante la campaña electoral. / ÁLEX PIÑA

La formación naranja debe decantarse entre derecha e izquierda en Oviedo y Ribadesella, y será clave para dar estabilidad al PSOE de Langreo y Llanera

ANA MORIYÓNOVIEDO.

Aunque el mandato de la dirección nacional de Ciudadanos es mantener como «socio preferente» al PP en cualquier negociación postelectoral, la posibilidad de firmar alianzas «de forma excepcional» con el PSOE -acordada por la ejecutiva de Albert Rivera el pasado lunes- deja en la práctica a las agrupaciones locales y autonómicas las manos libres para mirar hacia la izquierda y la derecha. Una flexibilidad que permite a Ciudadanos la posibilidad de alcanzar acuerdos de diferente índole con el futuro Gobierno de Adrián Barbón, como ha mostrado intención el propio Juan Vázquez, pero, también, le convierte en determinante en la elección de hasta cuatro alcaldes asturianos. Sus líneas rojas son tan claras como genéricas: bajada de impuestos, apoyo a autónomos, lucha contra la corrupción, freno al despilfarro, igualdad entre hombres y mujeres...

Con estas premisas Ciudadanos será llave de gobierno en los ayuntamientos de Oviedo y Ribadesella, donde tendrá que decantarse entre el PSOE y el PP, pero también será clave para garantizar la gobernabilidad de los socialistas en Langreo y Llanera. Incluso sus dos concejales en Amieva, los mismos que consiguieron en este concejo Foro y PP, pueden ser decisivos a la hora de componer el futuro gobierno. En Colunga, es más, podría hasta arrebatarle la Alcaldía al PSOE. En este municipio la socialista Sandra Cuesta ganó en número de sufragios las elecciones municipales del pasado 26 de mayo, pero empató en cinco concejales con la lista de Ciudadanos, liderada por José Ángel Toyos. El desempate le corresponde al único edil del PP, y no hay aún nada decidido.

Mientras las negociaciones a nivel autonómico están prácticamente paralizadas a la espera de lo que ocurra en clave municipal, las conversaciones para abordar el futuro de alguno de estos ayuntamientos ya van cogiendo forma, puesto que los acuerdos locales deben estar cerrados el día 15 de junio. Con lupa se mira el caso de la capital del Principado, la joya de la corona. Tanto el PSOE como el PP mantienen una pugna abierta por la Alcaldía de Oviedo, donde la lista más votada resultó ser la del popular Alfredo Canteli, pero el PSOE parece dispuesto a echar el resto para mantener esta plaza que tanto le costó recuperar en 2015. El equipo de Nacho Cuesta, cabeza de cartel de Ciudadanos en esta ciudad, se ha convertido en llave y ha comenzado a recibir la presión por parte de PSOE y PP.

También puede decidir el futuro de Amieva y en Colunga podría incluso gobernar

El mismo caso se da en Ribadesella, donde gobernaba Foro con Charo Fernández a la cabeza hasta que ésta abandonó el partido fundado por Francisco Álvarez-Cascos para liderar la lista autonómica de Ciudadanos por la circunscripción oriental. La todavía alcaldesa no consiguió representación en la Junta, pero ahora es el concejal de la formación naranja en este concejo, Luis Fuentes, quien deberá inclinar la balanza entre el bloque de la izquierda, con Ramón Canal como candidato socialista, o de la derecha, con Foro y PP con tres diputados cada uno.

Ciudadanos también puede ser clave para facilitar la investidura y posterior gobernabilidad de la socialista Carmen Arbesú en Langreo e, incluso, de Gerardo Sanz en Llanera, donde la validez por parte de la junta electoral de un voto inicialmente considerado nulo quitó la mayoría absoluta al PSOE, que precisará al menos de apoyos puntuales para gobernar.