El expediente a Llamazares lleva a IU al borde del abismo

El expediente a Llamazares lleva a IU al borde del abismo
Gaspar Llamazares, en una sala de la Junta. / EFE / ALBERTO MORANTE

Mientras la dirección federal da por hecho que no puede ser candidato, la mayoría en Asturias no tolera «vetos» y avisa de que decidirá la militancia

A. S. OVIEDO.

El conflicto en Izquierda Unida entre la dirección federal y la organización asturiana se encona hasta límites próximos a la fractura total. La cúpula que lidera Alberto Garzón abordará el próximo domingo la situación de Gaspar Llamazares, contra el que se tramita un expediente por su impulso de la plataforma Actúa que, según el criterio de Madrid, le impide automáticamente volver a ser candidato al Principado en las elecciones de 2019. Posición que rechaza el sector mayoritario de IU en Asturias, que esta tarde se reúne en Gijón, que advierte de que no tolerará «injerencias externas, imposiciones ni vetos» y que deja claro que la decisión quedará única y exclusivamente en manos de la militancia.

El camino hacia esa cita del domingo parece bastante trillado. Garzón se puso ayer en contacto con los dirigentes de IU en las distintas federaciones para exponer la situación. A la reunión irá el documento del expediente con una exposición de motivos, con los hechos recabados en la investigación interna, pero sin una resolución tomada. Según fuentes próximas a las tesis federales, en estos momentos no se contempla la expulsión de Llamazares porque no se pretende forzar una ruptura en Izquierda Unida. Eso sí, a partir de ahí se haría imprescindible que la dirección en Asturias se posicione con claridad ante los hechos recopilados en el expediente. Este, precisan estas fuentes, al margen de sus consecuencias finales, inhabilita automáticamente al portavoz en la Junta General para formar parte de las candidaturas electorales de la coalición.

La cuestión es que los sectores que en estos momentos aglutinan una mayoría en IU de Asturias, contrarios a la confluencia con Podemos que abandera Madrid, no están por la labor de asumir estas tesis. Dirigentes y militantes de estas sensibilidades se reúnen hoy en Gijón para abordar la ruta a seguir hacia las elecciones, un encuentro en el que estarán presentes, entre otros, el secretario de Organización, Alejandro Suárez, el avilesino Fernando Díaz Rañón, el propio Llamazares y los diputados Ovidio Zapico, María José Miranda y Marta Pulgar.

Los postulados que defienden estos sectores mayoritarios en IU de Asturias se recogen en un documento que deja claro que «no vamos a tolerar ninguna injerencia externa» respecto de la composición de las candidaturas. Llamazares, reza el texto, está habilitado para «ocupar el lugar que decida la militancia asturiana» en las primarias, «sin imposiciones ni vetos» de Madrid, «y menos a alguien que, como el portavoz en la Junta, acumula una trayectoria de 30 años de servicio a Asturias, al país, a los trabajadores y al proyecto de Izquierda Unida».

El propio Llamazares reaccionó ayer al expediente, que tildó de «libelo inconsistente y lleno de juicios de intenciones». Lamentó el portavoz que IU federal «no ha esperado ni a la fecha final de alegaciones» que sus propios dirigentes marcaron, lo que a su juicio demuestra que se busca un objetivo predeterminado sin atender a los hechos.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos