El Gobierno cree que la repetición electoral perjudica seriamente a Asturias

El Gobierno cree que la repetición electoral perjudica seriamente a Asturias

La falta de acuerdo para investir a Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo «profundiza en la crisis de confianza en la política» y resulta perjudicial para quienes creen en la capacidad «transformadora» de la acción política

EFE

El Gobierno del Principado considera que la previsible repetición de las elecciones generales el próximo 10 de noviembre es «una mala noticia» que perjudica «seriamente» los intereses de Asturias, según ha señalado este miércoles la consejera de Derechos Sociales y portavoz del Ejecutivo, Melania Álvarez.

En rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno, Álvarez ha señalado que la falta de acuerdo para investir a Pedro Sánchez como jefe del Ejecutivo «profundiza en la crisis de confianza en la política» y resulta perjudicial para quienes creen en la capacidad «transformadora» de la acción política.

A su juicio, la actual situación debería llevar a las distintas formaciones a tomar en consideración «la necesidad de asumir sus responsabilidades» de cara al nuevo compromiso electoral.

Así, en relación con el retraso en los pagos de las entregas a cuenta a las comunidades autónomas por parte del Gobierno central en funciones, la portavoz del Ejecutivo asturiano ha asegurado desconocer por el momento la fórmula que el Ministerio de Hacienda asegura tener «casi» ultimada para liberar esos fondos.

Álvarez ha asegurado que el Gobierno asturiano es consciente de que Hacienda «está trabajando a fondo» para dar una solución «precisa» a dicha situación que, en el caso de Asturias, le ha impedido recibir por el momento unos 200 millones de euros.

En ese ámbito, vinculado a la financiación autonómica cuya reforma no se abordará hasta que no haya un nuevo Gobierno, se ha mostrado convencida de que Asturias no sufrirá «ningún trato discriminatorio» y que las soluciones que plantee el Ejecutivo central sean «equitativas» para todas las comunidades sin que el rigor presupuestario con que ha actuado «penalice» al Principado.