La Mesa suspende a los cuatro diputados presos con el voto en contra de Podemos

Oriol Junqueras, en el Congreso. / Afp

Encargan un nuevo informe a los letrados para determinar si la mayoría absoluta estaría ahora en 176 escaños o 174

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

La Mesa del Congreso ha decidido este viernes, con el voto en contra de Podemos, suspender de sus funciones a los diputados secesionistas que están siendo juzgados por rebelión en el Tribunal Supremo y se encuentran en prisión preventiva, Oriol Junqueras, de ERC, y Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull, de Junts per Catalunya. La decisión llega después de haber sido avalada por los letrados de la Cámara, a los que la presidenta Metitxell Batet había solicitado un informe en contra del criterio de PP y Cs.

Los dos partidos de la oposición acusaron el jueves a Batet de hacer todo lo posible para dilatar la inhabilitación temporal de los diputados presos y achacaron a intereses políticos tanto su decisión de enviar una carta al Tribunal Supremo para que aclarara su situación procesal como la petición de un informe a los servicios jurídicos. Junto con Vox, la formación de Pablo Casado y la de Albert Rivera consideraban que no había duda alguna de que debía aplicarse el artículo 21 del Reglamento del Congreso, al que también apeló el tribunal del 'procés' en su auto del pasado 14 de julio. Y reprocharon a los socialistas que no actuaran con suficiente diligencia.

Finalmente, los letrados han concluido que ese artículo, citado por el juez Manuel Marchena, no sería de aplicación ahora. Sin embargo, sí consideran que Junqueras, Rull, Turull y Sànchez están sujetos al 384 bis de la Ley de Enjuciamiento Criminal, el mismo por el que el juez instructor Pablo Llarena los suspendió el pasado julio en su condición de diputados del Parlament. En su literalidad dice: «Firme un auto de procesamiento y decretada la prisión provisional por delito cometido por persona integrada o relacionada con bandas armadas o individuos terroristas o rebeldes, el procesado que estuviere ostentando función o cargo público quedará automáticamente suspendido en el ejercicio del mismo mientras dure la situación de prisión».

Aunque en esta ocasión, la sala del 'procés' no ha comunicado explícitamente al legislativo que ese precepto está en marcha, los servicios jurídicos del Congreso creen que cabe interpretar que estaba implícito en el auto remitido al Parlamento, en el que se autorizaba a Junqueras, Sànchez, Rull y Turull a asistir a la sesión constitutiva de la Cámara, pero se rechazaba su petición de quedar en libertad.

Decisión «delicada»

Batet ha justificado su empeño en no ir con prisas ante «lo delicado de la decisión» y ha esgrimido que lo que ha buscado en todo momento es «salvaguardar el Poder Legislativo y las instituciones democráticas», así como «respetar y cumplir los principios constitucionales de exclusividad del Poder Judicial y de colaboración leal entre los poderes del Estado». También ha apelado a la necesidad de garantizar los derechos de todos los diputados.

Ahora queda por determinar cómo afecta la suspensión a la composición de la Cámara. Los diputados suspendidos no pueden ser sustituidos a no ser que renuncien a sus cargos. En ese caso, su lugar lo ocuparía el siguiente en la lista electoral por la que se presentaron. Oriol Junqueras ya ha adelantado que se irá en caso de obtener un escaño al Parlamento Europeo en los comicios de este domingo, pero los tres diputados de Junts per Catalunya tienen intención de retener el acta, lo que significaría que, en los plenos, habría que contar con 347 diputados en lugar de los 350 habituales.

La Mesa ha acordado hoy pedir a los letrados un nuevo informe para determinar si esa situación altera dónde reside técnicamente la mayoría absoluta. Es un asunto sustancial porque si estuviera en 174, en lugar de en 176, Pedro Sánchez tendría ocasión de ser investido presidente del Gobierno en primera vuelta siempre y cuanto contara con los mismos apoyos que este martes tuvo la propia Batet para ser presidenta del Congreso: PSOE (123), Unidas Podemos y En Comú Podem (42), PNV (6), Compromís (1), Coalición Canaria (2) y Partido Regionalista de Cantabria (1).

En caso contrario, si la mayoría siguiera en 176, Sánchez tendría que ir a una segunda votación, en la que ya vale con mayoría simple para obtener la confianza de la Cámara. Pero, en todo caso, siempre que dispusiera de los apoyos mencionados, podría prescindir tanto del 'sí' como de la abstención de las formaciones independentistas.

Batet ha especificado que sólo dos miembros de la Mesa, la vicepresidenta primera, Gloria Elizo, y el secretario primero, Gerardo Pisarello, de En Comú, se han opuesto a la suspensión, ya que han solicitado más tiempo para poder estudiar el informe de los letrados y que, por tanto, la decisión no se adoptase este viernes.

Más información