Argüelles advierte a IU federal de que «si hay voluntad de ruptura, la habrá»

Argüelles advierte a IU federal de que «si hay voluntad de ruptura, la habrá»
Ramón Argüelles con Alberrto Garzón, en un acto celebrado en Gijón el pasado mes de mayo. / J. PAÑEDA

El coordinador general de Izquierda Unida de Asturias convoca a los órganos del partido para abordar el expediente a Llamazares

DANIEL FERNÁNDEZ OVIEDO.

El expediente abierto por Izquierda Unida federal al portavoz de la coalición en la Junta General, Gaspar Llamazares, y la amenaza con intervenir en Asturias ha elevado aún más la tensión en el partido. El coordinador general de IU de Asturias, Ramón Argüelles, trata de mediar en un conflicto que amenaza con la ruptura en una formación en la que, a día de hoy, los afines a Garzón son una minoría. Es tarea complicada la que tiene por delante el dirigente regional, que ha convocado a los órganos del partido -la Comisión Colegiada y la Coordinadora- para abordar la situación creada tras la apertura del expediente a Llamazares. El objetivo es el de rebajar tensiones para tratar de evitar el temido choque de trenes que, a día de hoy, y pese a que unos y otros lo niegan, deja de ser una hipótesis para empezar a vestirse de realidad.

La decisión de la dirección federal de IU de abrir un expediente a Gaspar Llamazares por su participación en Actúa, partido impulsado por el propio diputado regional y el ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y que competirá electoralmente en las europeas con IU, no ha sentado nada bien en la dirección regional, donde los críticos con la federal son mayoría. El expediente, que es trasladado a Asturias para su tramitación, es visto como una «injerencia intolerable» por parte de este sector mayoritario, pero más aún la amenaza de Alberto Garzón, coordinador federal, de intervenir a la coalición en Asturias si no tramitaba el expediente sancionador contra su portavoz parlamentario.

«No tiene credibilidad ni el expediente ni la amenaza de intervención»

Consideran que estas decisiones, aprobadas el domingo en la reunión de la Comisión Colegiada Federal, persiguen como único objetivo impedir que Gaspar Llamazares concurra en las listas a las elecciones autonómicas del 26 de mayo. «Las cosas de Asturias las decidimos en Asturias y el pasado viernes, y de forma mayoritaria, hemos decidido que Gaspar Llamazares forme parte de una candidatura», advertía ayer un dirigente regional.

La tensión va subiendo de tono a medida que pasan los días. Ramón Argüelles, coordinador general de Izquierda Unida de Asturias, es consciente de la complicada situación a la que debe hacer frente, tras lanzar Madrid a su tejado la pelota a trasladar a Asturias la tramitación del expediente. El dirigente de la coalición en la región ha convocado a los órganos del partido para analizar la situación. El objetivo, dijo ayer Argüelles, es que «nuestro portavoz explique a la militancia y a los propios órganos del partido» su posición ante Actúa «para dar traslado del expediente a Madrid y ver en qué términos se aborda».

«Garzón pretende apagar el fuego con gasolina», lamenta Jaime Gareth

La situación, reconoce Ramón Argüelles, es «desagradable porque se trata de la apertura de un expediente a un compañero y a un activo del partido. No sé que va a hacer la dirección federal, pero nosotros vamos a dar a Gaspar la oportunidad de expresarse y debatir la situación en IU Asturias».

En este sentido, el coordinador regional puso en valor la singularidad de la coalición en la región -IU de Asturias tiene personalidad jurídica propia, pese a que un documento de la dirección federal lo pone en duda- y afirmó que la resolución del conflicto surgido dependerá de la «voluntad» de lograrlo. Ahora bien, Ramón Argüelles lanza una advertencia a Alberto Garzón: «Si hay voluntad de acuerdos, los conseguiremos, pero si hay voluntad de ruptura, habrá ruptura».

Por su parte, Gaspar Llamazares, no cree que el expediente que ayer decidió abrirle la coordinadora federal por impulsar la plataforma Actúa pueda acabar con la exclusión de la federación asturiana de la nacional. «No tiene ninguna credibilidad ni el expediente ni la amenaza de intervención, ni tiene ninguna viabilidad jurídica el intento de desapoderar o desfederar a la organización de Asturias», afirmó el diputado regional.

Apoyos a Llamazares

Gaspar Llamazares recibió ayer el apoyo del sector crítico con la dirección federal. La denominada Coordinadora de Militantes Independientes de IU, que encabeza el diputado nacional Ricardo Sixto, acusa a la dirección que encabeza Alberto Garzón de «perseguir a los militantes» que no comparten su línea. «No se puede perseguir a compañeros indiscriminadamente enviándoles un burofax para abrirles expedientes disciplinarios por algo que todavía no ha ocurrido», dice el comunicado difundido por este colectivo.

«¿Hasta dónde van a llegar? La única lectura que podemos hacer es que se ataca a una federación -la asturiana- que no comparte la estrategia de la dirección federal. Garzón pretende apagar el fuego con gasolina», lamentó Jaime Gareth, secretario de Convergencia de IU de Asturias.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos