La Reconquista, primera batalla entre el PP y Vox

La Reconquista, primera batalla entre el PP y Vox

«Pablo, no das el perfil para apuntarte a la vanguardia de la reconquista como nuestro presidente, pero sigue intentándolo», ha publicado el partido de Santiago Abascal

Daniel Fernández
DANIEL FERNÁNDEZGijón

Ya es un hecho: la Reconquista es un episodio histórico que cautiva a Pablo Casado. Y no lo oculta. No lo hizo en enero cuando visitó Oviedo para presentar a Teresa Mallada como candidata del PP a la Presidencia del Principado, cuando en su intervención en el acto afirmó que «la Reconquista la empezamos en Andalucía --en alusión al pacto PP-Ciudadanos, con el apoyo de Vox, que puso fin a más de tres décadas de gobiernos socialistas en esa comunidad-- y la acabaremos en Asturias«. El presidente del PP dio otra muestra más de su interés por este episodio histórico el pasado martes,y de nuevo en la capital asturiana. Fue un deseo suyo visitar la Cámara Santa de la Catedral, donde se encuentran, junto la caja de las ágatas y la Cruz de los Ángeles y otras joyas y reliquias, la Cruz de la Victoria.

De su visita a la Cámara Santa quiso dejar constancia y publicó en su cuenta de Twitter dos fotos, una posando ante la Catedral con Teresa Mallada y el candidato del PP de Oviedo, Alfredo Canteli, y otra ante una pantalla explicativa de la Cruz de la Victoria. Las imágenes iban acompañadas del siguiente mensaje: «Hoy he podido ver la Cruz de la Victoria que está en la Catedral de Oviedo, una joya emblema de la Reconquista. Vamos a empezar la reconquista de España, la de un gobierno sensato que defienda la unidad nacional, la creación de empleo y la preservación del Estado del Bienestar«.

No tardaron las respuestas al mensaje. Y la primera de ellas la de Vox. El partido que compite con el PP por el electorado de derechas, colgó una foto de su líder, Santiago Abascal, asomado al balcón de una casa de la cuelga una bandera de España de grandes dimensiones. Abascal está ataviado de un casco, aunque no queda muy claro si es como el que utilizaban los Tercios españoles en Flandes o el que protegía la cabeza a los conquistadores españoles en ultramar. Sea como fuere, lo cierto es que el líder de Vox reclama para sí el papel protagonista de la nueva «reconquista» que la derecha quiere acometer. Y por ello, desde esta formación se lanzó el siguiente mensaje al presidente del PP: «Pablo, no das el perfil para apuntarte a la vanguardia de la reconquista como nuestro presidente, Santiago Abascal, pero sigue intentándolo». Eso sí, la respuesta fue de buen rollito, como prueba el emoji de la carita llorando de risa con la que concluye su mensaje.