Los alumnos de Gijón le hacen la ola a Sylvia A. Earle

Sylvia A. Earle./DAMIÁN ARIENZA
Sylvia A. Earle. / DAMIÁN ARIENZA

«Tenéis la suerte de vivir cerca del calamar gigante, y él tiene la suerte de vivir cerca de vosotros», les dijo | La Premio Princesa de la Concordia compartió risas y actividades con los chavales del IES Doña Jimena y otros centros asturianos

PABLÓ ANTÓN MARÍN ESTRADA

Alrededor de 3.000 alumnos y 59 profesores de toda Asturias trabajaron en los últimos meses para dar forma a un total de 350 trabajos sobre el trabajo de la oceanógrafa Sylvia A. Earle, Premio Princesa de la Concordia. Este le mostraron el restultado durante un encuentro con alumnos en el salon de actos del IES Doña Jimena de Gijón, donde los estudiantes le formularon sus preguntas. «Si escribís podéis hacer un poema, si cantáis podéis escribir una canción, si veis algo fuera de sitio podéis recogerlo», les recomendó. «Todos podéis ser parte de la solución, ya lo sois, de hecho estáis hoy aquí conmemorando los océanos, conmemorando las soluciones. Muchas gracias», les dijo. Luego visitó una instalación realizada por ellos formada con envases y materiales de plástico en la que ella se sumergió con los chavales, poniéndose también unas gafas de bucear. Finalmente asistió en el patio del instituto a la demostración de una máquina ideada por alumnos del centro de FP la Laboral para reciclar plástico. Al llegar a este último lugar, los alumnos la recibieron haciéndole la ola.

Sylvia A. Earle comentó también que era «un honor» recibir el premio, «no solo en la esfera personal, sino sobre todo porque lo entiendo como una oportunidad para celebrar ese cuidado que debemos a los mares y océanos, y por la oportunidad de hacer las paces con la naturaleza. A lo largo de la historia humana hemos tomado de la naturaleza, pero ahora ha llegado un momento en que empezamos a entender que hay límites y que debemos de tener cuidado en cómo tratamos el entorno. Desde siempre hemos usado los árboles para hacer casas, nos hemos comido a los animales del mar y la tierra, hemos extraído los minerales, en definitiva hemos cambiado el entorno natural. Pensábamos el mar y los océanos son demasiado grandes no se no van a agotar; y ahora que la población del planeta está alcanzando los 7000 millones , con todo lo que sacamos del mar y todo lo que metemos en él, nos hemos dado cuenta de los problemas que estamos causando, no solo para el mar y la naturaleza, sino los que nos estamos causando a nosotros mismos», les explicó. También habló del Cantábrico que baña las costas asturianas. «Tenéis una gran suerte de poder vivir aquí, cerca de uno de los animales más grandes que han habitado el planeta, el calamar gigante. Me parece increíble, tenéis una suerte maravillosa y el calamar también tiene suerte de vivir cerca de vosotros«, celebró.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos