Lindsey Vonn: la gran corona de la reina de la nieve

Lindsey Vonn/
Lindsey Vonn

La esquiadora norteamericana se lleva el Premio Princesa de Asturias de los Deportes 2019 por su palmarés profesional y «su compromiso con las generaciones futuras»

VICTOR M. ROBLEDOGijón

El descenso del Campeonato del Mundo de Are, en Suecia, fue la despedida de la competición de Lindsey Vonn. Tres días antes de aquel 11 de febrero había sufrido una terrible caída que le provocó varios moratones en el cuerpo. «Sentí como si me golpeara un camión», dijo entonces. Otra deportista quizás habría levantado el pie con la retirada tan cerca, pero no Vonn. Más nerviosa que nunca, se lanzó en el descenso y logró la medalla de bronce, la última en la carrera de la mejor esquiadora de todos los tiempos. Desde hoy, con la concesión del Premio Princesa de Asturias de los Deportes, su leyenda va mucho más allá.

Lindsey Vonn, nacida en Saint Paul (Estados Unidos) en 1984, es la esquiadora con más victorias en la historia de la Copa del Mundo de esquí alpino. Ha logrado 82 triunfos en la competición, tres medallas olímpicas, ha sido dos veces campeona del mundo y ha logrado triunfos en las cinco disciplinas -descenso, super-G, eslalon gigante, combinada y eslalom-, un hito solo alcanzado por un reducido grupo de esquiadores. El jurado de los Premios Princesa de Asturias de los Deportes, sin embargo, ha valorado mucho más que su palmarés. «Lindsey Vonn destaca también por su compromiso con las generaciones futuras» al haber creado una fundación que lleva su nombre en favor del apoyo y orientación de las mujeres jóvenes a través de la transmisión de «valores educativos, deportivos y de desarrollo personal», subrayaba el acto leído por el atleta Abel Antón en calidad de presidente en el Salón Covadonga del Hotel Reconquista de Oviedo.

«Era la mejor candidatura»

La candidatura de Lindsey Vonn fue presentada por la exregatista Theresa Zabell, presidenta de la Fundación Ecomar y dos veces campeona olímpica. Hubo un total de veinte, aunque el nombre de la esquiadora norteamericana era el que más fuerza tenía a última hora de ayer, tal como adelantó en su edición impresa de hoy EL COMERCIO. «Es una noticia muy importante para los premios, creo que es muy merecido. Es una deportista ejemplar a nivel de logros y por todo lo que transmite», aseguró al término de la lectura del acta el extenista Álex Corretja, miembro del jurado. Corretja admitió que hubo un «debate intenso» a la hora de elegir la candidatura ganadora. «Ha sido una experiencia inolvidable. El jurado es muy imparcial, y eso es importante. Aquí no estás votando a alguien por tu interés, sino por lo que crees que es más justo. Tener a Lindsey Vonn como ganadora es un lujo para los premios», añadió.

Noticias relacionadas

Otra componente del jurado, la alpinista Edurne Pasaban, destacó que la esquinadora norteamericana «se ha retirado, pero por el trabajo que está haciendo en su fundación ha sido, es y será siempre un referente para el deporte». Pasaban afirmó que el jurado valoró «su currículum, porque es una chica que lo ha ganado todo y ha competido también con hombres». «Desde el principio ha sido una de las grandes candidatas. Creo que es un referente», reconoció.

Abel Antón, por su parte, aseguró que les costó «mucho decidir» el nombre del ganador: «Lindsey Vonn tenía una trayectoria impresionante. Es campeona olímpica, subcampeona, ha ganado tantas veces la Copa del Mundo de esquí… En estos premios ha habido pocos premios para mujeres y nos podemos ilusionar con habérselo dado a ella. Se ha retirado este año de la competición y cubría todas las expectactivas de la Fundación Princesa de Asturias. Todos hemos quedado muy contentos. En currículum era la mejor que había este año».

Lindsey Vonn toma el relevo de los alpinistas Reinhold Messner y Krzysztof Welicki en el palmarés Premio Princesa de Asturias de los Deportes. Ninguna mujer lo ganaba desde la concesión en 2009 a la atleta rusa Yelena Isinbayeva. Vonn suma otra corona a su reinado.