Premios Princesa de Asturias 2019 | De Gabriel Farenheit a Margarita Salas

Clase del colegio Corazón de María, en Gijón, estudiando con el método de la Khan Academy. El centro recibirá al galardonado la próxima semana./
Clase del colegio Corazón de María, en Gijón, estudiando con el método de la Khan Academy. El centro recibirá al galardonado la próxima semana.

Tres colegios de Gijón se preparan para recibir a Khan y la alcaldesa de Gdansk, a la que hablarán de los hijos ilustres de Asturias

OLGA ESTEBAN

Hay 2.783 kilómetros entre Gijón y Gdansk. Pero los niños del gijonés barrio de El Cerillero podrían situar la ciudad polaca en el mapa. Saben que es «la sexta mayor ciudad de Polonia y la principal ciudad portuaria del país». Saben que allí nació Solidaridad. Y, sobre todo, que «se mantiene en pie gracias a un profundo respeto por su pasado y sus señas de identidad». Podrían (y lo harán) hablar de sus hijos más ilustres. De Gabriel Fahrenheit, padre del termómetro de mercurio y nacido allí en 1686. Han conocido la obra de la artista Magdalena Giesek, y reconocen sus exóticos y coloridos paisajes. Y han aprendido de la trayectoria deportiva del futbolista Lukasz Szucla. Los niños de El Cerillero, los alumnos del colegio público Miguel de Cervantes, han aprendido mucho sobre Gdansk en estas últimas semanas y tendrán la oportunidad de demostrárselo a su alcaldesa, Aleksandra Dulkiewicz, porque el centro ha sido el elegido para acoger el encuentro que unos 120 alumnos de toda Asturias tendrán con ella el próximo miércoles 16 de octubre.

Será una de las actividades organizadas por la Fundación Princesa de Asturias en el marco del programa 'Toma la palabra', que trata de acercar la figura de los premiados a los escolares de la región. En el caso del Premio Princesa de la Concordia, la iniciativa ha sido 'Concordantes': estudiar nombres de insignes ciudadanos de Gdansk y buscar referencias en ámbitos similares aquí. Los chicos del Miguel de Cervantes han elegido así: frente a Fahrenheit, la ilustre Margarita Salas, «discípula de Severo Ochoa». Si de futbolistas hablamos, no podía faltar Quini. Y si había que buscar un artista, quién mejor que Álvaro Rodríguez Piñera, «virtuoso del arte de bailar, privilegio reservado a unos pocos», miembro del ballet de Burdeos e hijo de una profesora del propio colegio.

En el Miguel de Cervantes su trabajo ha dado pie a un original libro de pegatinas y una aplicación, pero cada colegio participante ha ideado una fórmula distinta. La idea de los anfitriones es que los quince centros invitados al encuentro con Gdansk puedan montar un stand en el que dar a conocer su proyecto a la alcaldesa. Les encantaría que Aleksandra Dulkiewicz pudiera recorrerlos antes de sentarse a debatir, en una mesa en forma de 'C', con los estudiantes, que podrán formular preguntas a la edil. El acto contará con la participación de la banda Gdansk Downtown Brass y el coro del Miguel de Cervantes.

Algo más de un centenar de alumnos de Primaria y Secundaria participarán en este encuentro, que no será el único de los premiados con los estudiantes asturianos. Otro de los más esperados es, sin duda, el que Salman Khan mantendrá con alumnos de ESO, Bachillerato y Formación Profesional en el colegio de la Inmaculada, también en Gijón. El centro sabe muy bien de qué va el tema: el profesor de Matemáticas Marcos Fuente usa ese método desde hace seis o siete años en sus clases. Por eso, no dudaron ni un momento sumarse al reto de la Fundación: la resolución de tres enigmas mediante la deducción. Fuente lo hizo con sus alumnos de tercero de ESO, a quien dio libertad para hacerlo en grupo o de forma individual, y las respuestas ya fueron mandadas a la Fundación. Ahora, ellos serán los anfitriones de estudiantes de toda Asturias que se hayan enfrentado a los enigmas. Será el jueves, 17 de octubre, a las 12.

Pero Salman Khan tendrá otro encuentro en Gijón, también en un colegio, en concreto en el Corazón de María. El martes, 15 de octubre, el salón de actos del centro estará lleno para escuchar al premiado presentar su plataforma educativa. El colegio se está preparando para ser un buen anfitrión. No solo han participado en las actividades propuestas por la Fundación (en la de Khan y en todas las disponibles, relacionadas con cada uno de los galardonados), sino que quieren que este profesor universal se encuentre como en casa, para lo que están haciendo posters y carteles alusivos que adornarán el salón de actos y los pasillos. Los profesores esperan poder mantener un encuentro informal con él.

Mientras tanto, el centro se llena del espíritu de la academia. Los alumnos de primero de Bachillerato andan estos días, en Cultura Científica, analizando la trayectoria de Salman Khan, para «entender las claves de la expansión» de la academia, cuenta el director del colegio, Simón Cortina. «A través de diferentes rutinas de pensamiento se identifican sus aportaciones más importantes en el ámbito de la educación, poniéndolas en relación con el conocimiento que tienen los alumnos y el uso que ellos mismos hacen de las metodologías activas en el aula. También establecen las vinculaciones entre el uso de la tecnología y la educación». Además, la actividad ha dado pie a abrir un debate con los estudiantes sobre su gratuidad y lo que eso supone de poner «el talento al servicio de los demás». De hecho, más allá de fórmulas y metodologías, han tratado de entender la trayectoria del propio Khan y sus experiencias vitales.

Los colegios de Gijón se llenan estos días de la esencia de los Premios Princesa. Y se preparan para ser los perfectos anfitriones. Los otros encuentros con estudiantes asturianos tendrán lugar en el IES Alfonso II de Oviedo, que recibirá a Siri Hustvedt; el Aula Hospitalaria del HUCA, con una actividad sobre el Prado, y en el complejo deportivo, donde acudirá Lindsey Vonn.