El club tiene cinco jugadores pendientes de inscribir

R. J. G.OVIEDO.

Cuando el pasado viernes la Liga comunicó que no aceptaba los avales que aportó el club para inscribir jugadores, se tomó la decisión de dejar fuera a Arribas y Bárcenas, que no estaban en condiciones de jugar por no haber hecho pretemporada, así como a Lucas, lesionado. El principal perjudicado fue el defensa Javi Fernández, que iba a ser titular y finalmente no pudo hacerlo.

Un caso aparte fue el de Jimmy, al que el club no inscribió en la Liga por estar sancionado. Sin embargo, sí se tramitó la ficha federativa del jugador, por lo que se entiende que ya ha cumplido la sanción. Sin embargo, es una situación especial, por lo que se consultará con la Federación, que es el organismo que sanciona, si puede ser alineado o no.

Lo que parece claro es que Sergio Egea va a tener a su disposición más efectivos para poder conformar el equipo que se estrene en el Carlos Tartiere ante su afición.

El que estará seguro es el delantero del filial Samuel Obeng, pese a que desde el Calahorra se ha presentado una denuncia por entender que el jugador tenía un año más de contrato con el conjunto riojano. El presidente del anterior equipo de Obeng, Tomás Lorente, ya había manifestado cuando se anunció el fichaje del jugador que no podía abandonar la entidad. Sin embargo, en el conjunto azul se realizaron las pertinentes consultas antes de proceder al fichaje del futbolista, que el pasado domingo se estrenó como goleador con el primer equipo.