Barcelona será vegetariana los lunes

Un puesto de frutas del mercado de la Boquería./
Un puesto de frutas del mercado de la Boquería.

Promoverá no consumir carne ese día. El objetivo es que la ciudad se coloque entre los destinos predilectos de quienes excluyen estos productos de su dieta

PEDRO SAN JUAN

Los nuevos aires con los que Ada Colau ha ventilado el Ayuntamiento de Barcelona han llegado también al mundo de la alimentación. Considerada unas de las urbes más cosmopolitas y abiertas de Europa, la Ciudad Condal se ha declarado oficialmente veg-friendly, un título que podría traducirse como amiga de la cultura vegetariana y vegana. No ha sido una declaración de esas que de vez en cuando se sacan de la manga ciertos políticos con ganas de llamar la atención. La propuesta ha sido aprobada por mayoría por la comisión de Economía y Hacienda del Ayuntamiento, que es donde de verdad se corta el bacalao. Promovida por ERC, la han apoyado CiU, PSC, Barcelona en Comú y la CUP, mientras que el PP y Ciutadans se han abstenido.

Entre otras iniciativas, ser veg-friendly implicará que a partir de ahora los carniceros y pescaderos de Barcelona tendrán menos trabajo los lunes. Ese día el Ayuntamiento promoverá la abstinencia de carne y de todos los productos de origen animal. Si en Cuaresma el día decretado es el viernes, en el consistorio de Ada Colau la vigilia será los lunes... pero de todo el año. Se sumará así a la campaña Lunes sin carne que hace unos años puso en marcha el músico Paul McCartney, vegetariano confeso, que pretende concienciar al planeta del «impacto negativo de la ganadería en el medio ambiente» y de los beneficios que supone «tener un día libre de carne a la semana». Ciudades como Oslo, Los Ángeles y Gante ya se han sumado a este veto carnívoro una vez por semana.

A lo que se compromete el consistorio es a que «la alimentación que provenga de la Administración sea vegetariana los lunes, de forma voluntaria». Es decir, en comedores sociales, escolares o de distrito que dependan de la institución municipal se servirán menús libres de carne. «Esto es sólo un primer paso. Lo que queremos es que Barcelona se convierta en uno de los destinos preferidos por los vegetarianos y veganos de todo el mundo», explicó ayer a este periódico Leonardo Anselmi, portavoz de la ONG Libera, promotor original del proyecto. Como ya ocurrió con la declaración de la Ciudad Condal como gay-friendly, que supuso un espectacular incremento del turismo homosexual, ahora se busca que Barcelona entre en el top-10 de los destinos predilectos de los vegetarianos y veganos. En ese listado están Nueva York, Chennai (India), Chiang Mai (Thailandia), Glasgow, Londres o Seúl. «Dentro de poco tiempo veremos los beneficios económicos que supone esta iniciativa. Seguro», insistió Anselmi.

El Ayuntamiento también editará una guía con los restaurantes que no sirven carne (unos 60 en total) e impulsará una aplicación para móviles para informar a los vecinos y a los turistas sobre el comercio vegano y vegetariano. Barcelona se abre al turismo de vegano.