La enseñanza concertada pide flexibilizar el ratio de alumnos en las zonas rurales de Asturias

Encuentro de la consejera Carmen Suárez con los directores. /Mario Rojas
Encuentro de la consejera Carmen Suárez con los directores. / Mario Rojas

El objetivo es evitar el cierre de unidades y centros en los concejos más afectados por la despoblación

Eva Fanjul
EVA FANJULAvilés

Crear excepciones a la ratio media del alumnado en los concejos más afectados por la despoblación. Esa será una de las propuestas que la enseñanza concertada va a presentar a la Consejería de Educación en su próxima reunión. Así lo ha confirmado, presidente de Escuelas Católicas de Aturias, Simón Cortina, a la salida que los directores de los centros concertados asturianos mantuvieron esta mañana con la nueva consejera, Carmen Suárez. «La despoblación es un grave problema que nos afecta a todos y pone en serio peligro el futuro de algunos centros, por eso plantearemos que quepan excepciones en cuanto al ratio de alumnos establecido en aquellos concejos más afectados por la baja natalidad».

Por su parte, la consejera destacó momentos antes del encuentro que «el bajón demográfico afecta tanto a los centros públicos como los concertados» y que desde el Principado se hará lo posible para que «no se cierren unidades». Por otro lado, en relación a las reivindicación de equiparación salarial de los docentes de la concertada, Carmen Suárez señaló que «todo se puede estudiar pero en principio el régimen de conciertos prevé unas disposiciones presupuestarias de los centros, ajustadas a una serie de convenios y reglamentos, y eso es lo que deriva en los sueldos del profesorado»

Otras cuestiones prioritarias para la enseñanza concertada en Asturias son extender el ratio por aula del profesorado 1 a 1,08 a nueve centros de Educación Infantil de líneas 3, 4 y 5. La medida permitiría «disponer de más horas y mayor presencia de profesores de apoyo en el aula», indicó Cortina. El presidente de Escuelas Católicas también destacó la importancia de «aumentar la dotación presupuestaria de otros gastos, destinada a personal de servicios y mejoras de infraestructuras en los centros.

Las sensaciones a la salida de la reunión con la nueva titular de Educación ha sido «positiva». Según han coincidido varios asistentes, ha sido una «primera toma de contacto» sin mucha «carga informativa» debido a la reciente llegada de Suárez a la consejería y a que aún está conformando equipo. De hecho esta mañana la consejera estuvo acompañada de dos de sus nuevos directores generales, la de Planificación e Infraestructuras Educativas, Ana Isabel López Isla; y el de Personal Docente, Miguel Barón.