Trece muertos y quince desaparecidos en un nuevo naufragio frente a Lampedusa

Las autoridades italianas desembarcan en Lampedusa los cuerpos de los inmigrantes muertos al volcar su embarcación/
Las autoridades italianas desembarcan en Lampedusa los cuerpos de los inmigrantes muertos al volcar su embarcación

En lo que va de año, más de 1.071 inmigrantes han fallecido en el Mediterráneo, la mayoría en el Canal de Sicilia

DARÍO MENORCorresponsal. Roma

El Mediterráneo vuelve a convertirse en un mar de muerte para los inmigrantes que tratan de llegar a Europa tras zarpar desde el norte de África. El último naufragio tuvo lugar en la madrugada de este lunes frente a las costas de la isla italiana de Lampedusa y dejó al menos 13 personas fallecidas, todas ellas mujeres, 15 desaparecidos, entre los que hay ocho niños, y 22 supervivientes. El desastre se habría producido porque la pequeña nave en la que viajaban volcó al desestabilizarse cuando los inmigrantes se colocaron todos a un lado al ver que se acercaba una patrullera de la Guardia Costera italiana. Las malas condiciones meteorológicas que se registraban en la zona a aquella hora contribuyeron al hundimiento de la embarcación, cuyos pasajeros eran en su mayoría tunecinos o provenientes de países del África subsahariana.

Flavio Di Giacomo, portavoz de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), destacó que este naufragio «vuelve a demostrar una vez más la necesidad de reforzar la presencia de los barcos de rescate, especialmente cuando las condiciones del tiempo empeoran». En lo que llevamos de año han muerto 1.071 personas en el Mediterráneo, 688 de ellas en la ruta del Canal de Sicilia, según los datos de la OIM.

Críticas de Salvini

Esta tragedia se produce pocos días después de que se conmemorara el sexto aniversario del hundimiento frente a Lampedusa de un viejo pesquero zarpado desde Libia en el que murieron 368 personas y otras 20 fueron dadas por desaparecidas. Aquel desastre provocó una gran conmoción en la opinión pública europea durante un tiempo, aunque pronto cayó en el olvido y no sirvió para poner en marcha medidas duraderas para evitar que se repitiera. Desde entonces más de 14.000 inmigrantes se han dejado la vida en el Mediterráneo tratando de llegar a Europa.

El líder de la Liga, Matteo Salvini, aprovechó el naufragio de este lunes para criticar una vez más la política migratoria del nuevo Gobierno italiano. «Vuelven por desgracia las noticias de muertos frente a las costas de Lampedusa. Son hijos del 'buenismo', del hay espacio para todos, de la reapertura de los puertos. En sólo un mes los desembarcos en Italia se han triplicado», comentó Salvini comparando los datos del mes pasado con los del mismo período del año pasado, cuando él estaba al frente del ministerio del Interior con el anterior Ejecutivo.