«La noche ya no me confunde»

Toño Criado, a caballo. / JUAN CARLOS TUERO
Toño Criado, a caballo. / JUAN CARLOS TUERO

Toño Criado, programador del Teatro Jovellanos: «Tener pueblo mola mucho, yo llego, cojo la desbrozadora y me vuelvo loco» | «Soy nudista si lo exige el guion, lo que no haré nunca es desnudarme ante textiles ni vestirme ante nudistas»

M. F. ANTUÑAGIJÓN.

Toño Criado no vacaciona, trabaja. El programador del Teatro Jovellanos se sienta en butaca color mostaza un día sí y otro también para ver a la gente aplaudir, reír y vivir.

-¿Es capaz de sentarse en un patio de butacas tranquilo?

-En el Jovellanos siempre nervioso; en otro teatro, tranquilo.

-¿Ve más allá de lo que el ojo no ve?

-Mucho más allá. Y no me permite disfrutar. Ahora, cuando algo me emociona la sensación es alucinante.

-¿Cuesta mucho emocionarle?

-No. El teatro cuando te emociona no tiene comparación.

-¿La última vez?

-Con la 'Comedia Aquilana'.

-¿Qué más le emociona?

-La danza; la vida.

-Publicidad gratis. ¿Qué no debemos perdernos del Jovellanos?

- 'Intensamente azules' de Juan Mayorga. Y para divertirse, La Cubana.

-¿Ha dicho muchas veces 'trágame tierra' en el patio de butacas?

-Unas cuantas. Pero no me pregunte que no le pienso dar nombres.

-¿Lo escribirá en sus memorias?

-No, no. Yo memoria tengo poca.

-¿Pero vale más por lo que calla?

-Sí. Guardo secretos inconfesables.

-¿Algún momento fan?

-No soy mitómano. Trato igual a un famoso que a un desconocido. Solo me preocupa que el público salga satisfecho.

-Si no se relaja viendo un espectáculo, ¿qué le relaja?

-El mar. Soy capaz de desconectar, me concentro, leo.

-¿Su planazo de verano?

-Una tortilla de patata en un merendero de los que cada vez hay menos.

-¿Romería o superconcierto?

-Romería, por supuesto.

-¿El concierto de su vida?

-Grace Jones en Sonar. Fue alucinante. Es alguien que todavía mantiene la vitalidad; vale su peso en oro.

-¿A cuál no ha ido?

-Quería ver a Bowie y lo vi; a Patti Smith, y también. Lou Reed me falta. Y me perdí a Rosalía cuando vino a la Laboral porque estaba de baja.

-¿Por qué no la trae al Jovellanos?

-Porque no la puedo pagar. La verdad es que la chica tiene punto.

-¿El verano de su vida?

-¡Tantos! Todos son estupendos.

-Y de la cándida adolescencia...

-Recuerdo las noches de San Juan.

-¿Su viaje más guay?

-Polonia antes de la caída del Muro.

-Tiene pueblo. ¿Eso mola?

-Mola mucho. Mi pueblo es Moñes, Piloña, y me da tranquilidad. Llego, cojo la desbrozadora y me vuelvo loco. Yo quiero volver a mis raíces.

-Usted es de playa.

-Y de montaña, que aquí en Asturias se comparte muy bien.

-¿Su playa cuál es?

-Fue Torimbia durante años y ahora me gusta mucho Aguilera.

-¿Nudista?

-Si lo exige el guion, sí. Lo que no haré nunca es desnudarme ante textiles ni vestirme ante nudistas.

-¿El que va de romería se arrepiente al otro día?

-¡Para nada!

-¿Maletín o maletón?

-Maletina y lavar y secar, lavar y secar.

-¿Gin tonic o cerveza?

-Gin tonic.

-¿Noche o día?

-Soy más diurno que nocturno. Cuestión de edad. La noche ya no me confunde.