Diez hábitos diarios que debes cambiar para tener un estilo de vida más saludable

El yoga es una gran práctica deportiva. /E.C.
El yoga es una gran práctica deportiva. / E.C.

Hay demasiadas rutinas a las que no prestamos atención y que pueden marcar la diferencia para nuestra salud

Carla Coalla
CARLA COALLA

1. Usar las escaleras en vez del ascensor

Esto es lo típico que se escucha en cualquier corrillo al hablar de 'bajar de peso', de cuidar la salud o de cambiar de hábitos, y es que ni los anuncios de la tele se equivocan. Esta acción diaria que podemos introducir en nuestro estilo de vida sirve para activar el organismo, sumar varios minutos de deporte al día y fortalecer numerosos músculos del cuerpo. ¡Todo ventajas!

Subir escaleras es muy recomendable.
Subir escaleras es muy recomendable. / E.C.

2. Para picar entre horas: fruta

A pesar de que la fruta combinada con otros alimentos puede hacer digestiones muy complicadas, ya que no casa bien con la mayoría de los alimentos, sola es la mejor opción. No resulta pesada en el estómago, hay multitud de variedades con pocas calorías, se puede usar como endulzante y tardamos una media hora en hacer la digestión de una pieza de fruta. Esto la convierte en el aperitivo ideal, además de una de las opciones más saludables a la hora de picar entre horas.

Frutas y verduras.
Frutas y verduras. / E.C.

3. Pide zumo natural en los bares, ¡olvídate de los zumos de bote y los refrescos!

Y cuando salimos de casa ¿qué? ¿No voy a poder ir a ninguna parte? Esta es una de las dudas que se nos plantean a la hora de querer llevar un estilo de vida saludable, pero nada más fácil. Se trata de apostar por productos naturales, saludables, rechazando las grandes dosis de azúcar. Así, es mucho más recomendable tomar un zumo de fruta natural que uno envasado o un refresco (aunque sea 'light').

4. Llévate la comida preparada de casa a la oficina

Parece una tontería pero no lo es. Hacer la comida en casa no solo se nota en el bolsillo, sino que también es una forma de cuidar nuestro organismo. ¿El motivo? Tanto la calidad de los ingredientes que utilizamos como la tendencia a comer de manera más sana si lo hacemos en casa que si «picamos algo por ahí». Por ello, si quieres cambiar tus hábitos, apuesta por el 'tupper'.

Mac Roll bajo en calorías.
Mac Roll bajo en calorías. / Instagram de Amaya Fitness

5. Saca un rato para hacer ejercicio cada día

Esta es una de las recomendaciones de todos los médicos a la que no siempre hacemos caso. Caminar media hora, practicar algún deporte varias veces por semana o un ratito de gimnasio, cualquiera de estas opciones nos servirá para mejorar nuestra salud. En solo unos días notarás la diferencia, además de la increíble sensación que tendrás (una vez que se te pasen las agujetas, claro).

Amaya en el gimnasio.
Amaya en el gimnasio. / Instagram de Amaya Fitness

6. Apuesta por cremas, geles y productos naturales/bio/ecológicos

Si no sabemos lo que comemos, mucho menos lo que nos ponemos en el cuerpo, eso es así. Aunque poco a poco vamos tomando conciencia de algunos ingredientes que se encuentran en nuestros productos de higiene diaria y que resultan perjudiciales para nuestra piel, lo cierto es que la comodidad o confianza en ciertas marcas nos hace declinar los cambios. Atrévete a apostar por cremas y productos bio también para tu piel, que cada vez se encuentran en más tiendas, pues aunque el precio suele resultar algo más elevado, no en todos los casos, y, sea como sea, nuestra salud se lo merece.

Las cremas son importantes para nuestra piel.
Las cremas son importantes para nuestra piel. / E.C.

7. Reduce el consumo de televisión, ordenador, consola y apuesta por un buen libro en papel

Siempre hablamos de la salud de nuestro organismo, de cuidar la alimentación y mantenerse en forma, ¿pero y la vista qué? El exceso de pantallas electrónicas, ya sea de televisión o de ordenador, a los que se suma el uso indiscriminado de móvil que no podemos evitar, resulta del todo perjudicial para la vista. ¿La solución? Reducir el consumo todo lo posible encontrando otras formas de entretenimiento igual de válidas. ¿Dónde quedó lo de leer un buen libro antes de ir a la cama?

Las pantallas están presentes en nuestro día a día.
Las pantallas están presentes en nuestro día a día. / E.C.

8. La crema protectora es esencial: tu piel también es importante

Esta es otra de las costumbres que se han perdido en muchos casos y que resulta fundamental. Todos tendemos a llevar la crema solar debajo del brazo cuando vamos a la playa o a la piscina, por ejemplo, pero no solo entonces nos exponemos al sol. De hecho, no se puede reducir el uso de la crema solar a la época estival, sino que se debe usar durante todo el año. La protección de los rayos solares es importante para nuestra piel.

La crema solar es imprescindible.
La crema solar es imprescindible. / E.C.

9. El último chorro en la ducha, de agua fría sobre las piernas

Esta es una de las mejores formas de combatir la mala circulación, además de caminar regularmente. Aunque ahora en invierno lo que más apetece son duchas con el agua, prácticamente, hirviendo, un último chorro de agua fría es lo mejor para nuestras piernas.

Un chorro de agua fría ayuda a la circulación.
Un chorro de agua fría ayuda a la circulación. / E.C.

10. Evita los excesos (en general)

Esta es la mejor forma de cambiar tus hábitos de vida y tener una mejor salud. Los excesos, sean como sea, son los que al final dañan más nuestros organismo. Ya sea con la alimentación, con el deporte o con el sol, por poner algunos ejemplos, siempre que evites los excesos te sentirás mejor contigo mismo.

El alcohol es uno de los grandes enemigos de nuestra salud.
El alcohol es uno de los grandes enemigos de nuestra salud. / E.C.