Localizan «muy traumatizada» a una de las gemelas irlandesas desaparecidas en Madrid

Martha y Mary Osaro. /
Martha y Mary Osaro.

La hermana halló en el apartamento el teléfono y los pasaportes de las jóvenes y continúa buscando a Martha Osaro tras seis días sin saber nada de ella

C. BARCALA

«No confío en nadie». Ese fue el mensaje que escribió en redes sociales Jennifer Osaro, hermana mayor de las dos gemelas irlandesas desaparecidas en Madrid tras encontrar ayer a Mary, una de ellas, según la información publicada por ABC.es. A las jóvenes, de 26 años, se les perdió la pista la noche del miércoles, 8 de mayo, cuando salieron por La Latina a celebrar su cumpleaños. Jennifer se desplazó el sábado por la mañana a la capital, tras dos días sin obtener respuestas a sus mensajes. Tenía el presentimiento de que algo les había pasado. Ayer por la tarde encontró a Mary. «No puedo decir ni cómo ni dónde, solo puedo deciros que está muy traumatizada», publicó en redes sociales. Ahora, reza por encontrar también con vida a Martha, que continúa desaparecida tras seis días.

Inmediatamente después de aterrizar en el aeropuerto de Barajas, Jennifer se dirigió al apartamento alquilado por sus hermanas, naturales del condado irlandés de Carlow. «Lo encontré del revés», dijo la chica al Iris Mirror. Allí, entre el desorden, estaban los pasaportes y los teléfonos móviles de las gemelas. Dedicó toda la mañana en rehacer los pasos que habían dado sus hermanas la noche de la desaparición, comprobando si sus amigos habían subido fotos a las redes sociales y yendo a los locales que sabía que sus hermanas frecuentaban. Al no conseguirlo, denunció la desaparición. Fue en la comisaría de Tetuán, alrededor de las 13.00 horas. Según sus amigos, Mary fue encontrada en estado de shock en un hospital de Madrid.

«No me doy por vecinda. Seguiré buscando a Martha», aseguró Jennifer en un vídeo, visiblemente afectada. Su otro hermano mayor, en declaraciones al mismo medio irlandés, confesó: «Estaban juntas en un local, bebieron una copa y, de repente, Mary ya no podía ver a Martha». Por esta versión, la familia y los amigos piden desesperadamente que se investigue si alguien pudo drogar a las dos jóvenes con alguna intención y si esa persona mantiene retenida a Martha.«Mary es su gemela y está conectada con ella espiritualmente. Sabe que su hermana está, de alguna manera, a salvo», dijo el mayor de los hermanos.

Mary y Martha vivieron de forma intermitente durante cinco años en Madrid y conocen la ciudad. La familia y los amigos no cree nque Martha se haya ido de forma voluntaria. «Tiene que haberle pasado algo. No voy a parar», aseveró Jennifer. Martha mide 1,75 metros, es de complexión delgada, tez morena, ojos oscuros y pelo largo y ondulado. La Policía cuenta ya con el apoyo de la Interpol para las tareas de búsqueda de la joven.