Trejo regresa al punto de origen

Trejo, durante un entrenamiento con el Rayo. / RAYO VALLECANO
Trejo, durante un entrenamiento con el Rayo. / RAYO VALLECANO

«El Sporting va a mejorar mucho con Javi Fuego y Manu García», asegura el centrocampista argentino del Rayo

VÍCTOR M. ROBLEDOGIJÓN.

El próximo domingo, una gijonesa de seis años conocerá por fin el estadio de El Molinón. La hija del rayista Óscar Trejo, nacida durante su etapa en el Sporting, acudirá al partido que enfrentará a su padre con uno de los equipos que más le han marcado en su carrera profesional. «Gijón fue una etapa especial. Mia siempre nos pregunta por la ciudad, la casa donde vivimos, el estadio... Es lo lindo que te deja el fútbol», apunta el argentino en conversación con EL COMERCIO desde Madrid, donde encara su tercera temporada en el equipo madrileño.

Tras el descenso del Rayo, el nombre de Trejo estuvo vinculado a varios equipos, pero el mediapunta argentino ha optado finalmente por continuar en la entidad vallecana. «Fue un verano difícil, pero tanto mi familia como yo nos sentimos muy bien en Madrid y en el club. En mi cabeza siempre ha estado el Rayo y al cien por cien voy a seguir aquí», afirma el jugador, ajeno a las dos semanas que quedan aún para el cierre del mercado.

Uno de esos equipos a los que se le vinculó fue el Sporting, aunque Óscar Trejo asegura que no recibió ninguna llamada desde mareo. «Yo me enteraba por mis amigos de allí, que me mandaban fotos y me preguntaban, pero conmigo nadie contactó», asegura.

Trejo afronta con ánimo renovados la nueva temporada. El centrocampista se siente cómodo en el sistema de Paco Jémez. «Siempre me adapto a todo lo que me pide, pero es verdad que su propuesta encaja con mi perfil», admite. El del domingo será «un partido especial» para el argentino, que se reencontrará con Javi Fuego, uno de sus grandes amigos en el mundo del fútbol.

«Con Javi hablo bastante. Esta semana no, porque nos vamos a ver el domingo y nos daremos un abrazo. Es un compañero que me ha marcado mucho», explica Trejo sobre su relación con el rojiblanco, una amistad que se remonta al año 2010 en el que ambos coincidieron en el Rayo.

El argentino no se muestra sorprendido por el regreso de Fuego al Sporting. «Siempre comentábamos con Armenteros que nos gustaría retirarnos en nuestra casa, aunque en mi caso es difícil porque al final la familia se acostumbra a la vida de aquí. Javi ha hecho una tremenda carrera. Sabía que iba a dar este paso y que iba a terminar en el Sporting, porque siente los colores y quiere mucho al club».

Sobre el nuevo proyecto rojiblanco, Trejo asegura que la plantilla ha experimentado una enorme mejoría tras su reciente remodelación: «El Sporting está buscando año a año pelear por el ascenso. Se merece estar en Primera y creo que este año van a mejorar mucho con Javi y Manu García».

Precisamente el centrocampista ovetense lleva tiempo en el radar de Trejo, al que siguió durante su etapa en el Toulouse francés. «Es muy buen jugador, muy técnico. Si lo dejas pensar, te puede resolver un partido».

Seis años después de su adiós al Sporting, Trejo arranca el curso con la esperanza de que la temporada termine con un ascenso tanto en Vallecas como en Gijón. El recuerdo de su etapa como sportinguista se mantiene nítido. «Fue una lástima el descenso. Me habría gustado seguir, pero uno a veces depende de terceras personas y en aquel momento el Sporting necesitaba venderme», lamenta. El domingo regresa a un estadio que le marcó.