Caunedo 'hereda' hoy la Alcaldía de Oviedo con la marcha de De Lorenzo

El nuevo delegado del Gobierno y Mortera presentarán esta mañana su dimisión, pero continuarán como ediles hasta el Pleno

SUSANA NEIRAOVIEDO.

La salida de Gabino de Lorenzo de la Alcaldía tras más de veinte años no robará protagonismo al acto que le espera hoy cuando, a las dos de la tarde, tome posesión de su nueva labor en Delegación de Gobierno. Según informaron ayer fuentes municipales, tanto él como el concejal de Urbanismo, Alberto Mortera, que le acompañará como jefe de gabinete en su nueva responsabilidad al frente del gobierno de Mariano Rajoy, presentarán por escrito su dimisión en el Ayuntamiento y «ni siquiera tienen por qué ir».

Sin embargo, el paso dado tiene una consecuencia directa y de envergadura: el número dos de los populares ovetenses, Agustín Iglesias Caunedo, se convertirá esta mañana, automáticamente, en alcalde en funciones.

A partir de ahí comenzará un nuevo proceso, porque ni De Lorenzo ni Mortera dejarán de ser ediles ni Caunedo cogerá el bastón de mando para gobernar como el cuarto alcalde de la Democracia hasta las próximas elecciones. Mañana se reunirá la Junta de Portavoces, formada por los cuatro grupos municipales, y decidirá el día en que se celebre el Pleno extraordinario. Este órgano aprobará las bajas de los salientes y la altas de los dos entrantes, Alfonso Pereira y Gerardo Antuña.

El segundo pleno guardará muchas similitudes con el de junio, cuando el PP se quedó en minoría tras cuatro elecciones consecutivas con mayoría. Para entonces, De Lorenzo logró recoger el bastón de mando gracias a la abstención de los seis ediles del PSOE a pesar de que tanto Foro Asturias, que logró siete ediles, e IU, con tres, presentaron candidato.

Pero entonces ya surgieron los primeros rumores de lo que ocurrirá hoy, que el popular no completará el mandato. Desde hace dos semanas, la salida de De Lorenzo era un secreto a voces, aunque nadie del PP quiso confirmarlo. El jueves, sobre las tres de la tarde, la vicepresidenta del Gobierno central, Soraya Sáenz de Santamaría leyó la designación en Asturias.

La decisión es una muestra del respaldo de Rajoy a De Lorenzo, aunque muchos desconfían de que su nuevo puesto pueda mejorar las relaciones con el presidente regional, Francisco Álvarez-Cascos. Quién sí le dará la primera felicitación, cuando ya sea exregidor, será la ministra de Sanidad, Ana Mato, que asistirá a la toma de posesión tras acudir, a las 11.15, a la del delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz Fuertes.

El relevo

A Caunedo, el puesto de regidor no le suena del todo nuevo. Entró en el Ayuntamiento como edil a los 20 años y tras una salida durante ocho a la Junta General, ha formado parte de la Corporación hasta los 40 años que suma ahora. En los últimos años, ha suplido las numerosas ausencias de De Lorenzo, tanto en los Plenos municipales como en muchos actos institucionales.

A partir de ahora, y hasta que se confirme su más que posible designación, le toca dirigir una ciudad con 168 millones de deuda (130 de la municipal y otros 38 de Cinturón Verde) y lidiar con la expropiación de Villa Magdalena, por la que la sociedad Comamsa, del empresario Miguel Ángel del Fueyo, reclama al Consistorio 63 millones de euros y que se resolverá este verano en el Jurado de Expropiación Forzosa. Quien ha sido su jefe hasta ahora confía en que lo hará bien: «será un buen alcalde», auguró el saliente el pasado jueves.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos