La UE pide explicaciones a España por la alta contaminación en el área central de Asturias

Nube de contaminación en la factoría de ArcelorMittal en Veriña
Nube de contaminación en la factoría de ArcelorMittal en Veriña. / Daniel Mora

El comisario de Medio Ambiente se reunirá con el Ministerio para abordar el cumplimiento de los objetivos fijados por Bruselas

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La Comisión Europea (CE) está preocupada por los dictámenes que indican que varias zonas de España incumplen los límites de la Directiva de Calidad del Aire relativos al dióxido de nitrógeno y al material particulado (PM10). En esa lista negra se encuentran tanto Gijón como la zona central de Asturias, sobre todo en lo que tiene que ver con los indicadores de PM10. Por ello, las autoridades comunitarias pedirán explicaciones ante estos incumplimientos y lo hará el propio comisario europeo de Pesca y Medio Ambiente, el maltés Karmenu Vella, en un encuentro previsto para el próximo martes, 30 de enero.

Como preparación de esa reunión, el director general de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Javier Cachón, se reunió ayer con representantes de las comunidades y ciudades incumplidoras, es decir, el Ayuntamiento de Madrid y los gobiernos regionales de Andalucía, Cataluña y Asturias (representada por el director general de Calidad Ambiental, Manuel Gutiérrez). En ese encuentro se analizaron las medidas puestas en marcha por las diferentes administraciones para desarrollar y aplicar las medidas concretas que permitan alcanzar los umbrales de calidad del aire fijados.

Karmenu Vella ha convocado a los nueve estados incumplidores de la normativa comunitaria, entre ellos España, para conocer de primera mano las medidas adoptadas por cada país y los plazos de cumplimiento de los objetivos fijados. Entre los datos que aporte el ministerio para dicho cónclave no figurará una mejoría de la calidad del aire en Gijón. Estarán basados en el último informe disponible, referido a 2016, en el que «se informa de que la calidad del aire ese año mejoró ligeramente respecto al año anterior», según explican desde el ministerio, que admite no obstante superaciones en los parámetros que afectan a Gijón y al área central de Asturias, es decir, en el material particulado (PM10).

La polución en el área central de Asturias también incumple la legislación europea

El principal objetivo del ministerio es alcanzar los estándares de calidad del aire fijados por la legislación nacional y por ello se aprobó recientemente el 'Plan Nacional de Calidad del Aire 2017-2019', que prevé la inversión de 276 millones de euros. Entre las principales objetivos de actuación se incluyen el transporte, el sector residencial y la industria, entre otros.

La industria

Este último es el principal problema que tienen tanto Gijón como el área central de Asturias, además del tráfico de vehículos. Las superaciones de los umbrales máximos de material particulado se dan en el municipio, fundamentalmente, debido a la abundante actividad industrial que existe en el Oeste del concejo y a la propia del puerto de El Musel. De ello son perfectos conocedores el Ayuntamiento de Gijón y el Principado de Asturias, que cuentan con planes y protocolos para los momentos en los que la contaminación se dispara. Pero no ocurrió así en uno de los últimos episodios, como el ocurrido con el incendio de las instalaciones de Desguaces Riestra, en San Andrés de los Tacones, y que elevó de forma alarmante los niveles de PM10 sin que se tomaran medidas paliativas.

Pero los últimos datos registrados por los equipos de medición del Principado indican que el año pasado no fue bueno en cuanto a la calidad del aire, tanto en Gijón como en la zona central de Asturias. La sequía de 2017 incrementó los niveles de partículas PM10 en el 65% de dichas estaciones. De las seis instalaciones medidoras ubicadas en Gijón, cuatro detectaron concentraciones contaminantes superiores a las de 2016, especialmente en la avenida de la Argentina y Hermanos Felgueroso. El Principado se resalta que, en general, la región tiene un aire la mitad de contaminado que hace una década y lo atribuye a las medidas correctoras puestas en marcha tanto por las administraciones como por el sector empresarial.

Por ejemplo, la Autoridad Portuaria de Gijón y la terminal granelera de la EBHI han acometido importantes inversiones para evitar las nubes de polvo de carbón que levantaba el viento y terminaban sobre la ciudad. Industrias como la térmica de Aboño o la cementera de Tudela Veguín también realizaron importantes inversiones en la instalación de filtros y de plantas para la eliminación de sulfuros. Y ArcelorMittal ha anunciado un gasto multimillonario para reducir las emisiones contaminantes de sus altos hornos, con una nueva planta de sinterización.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos