El Comercio

Las obras en el centro de Candás comienzan con el cambio de pavimento en Valdés Pumarino

  • El Ayuntamiento prioriza estos trabajos, que empezarán el día 17, ante la necesidad de reorganizar el tráfico por el cambio de trazados

El pavimentado de la calle de Valdés Pumarino será la primera de las obras que se acometan en el casco urbano de Candás en los próximos tres meses. Debido a las alteraciones que estos trabajos generarán en la ordenación del tráfico rodado al tener que modificar los trazados, el ejecutivo local socialista ha decidido darle prioridad y fijar un calendario para el paquete de actuaciones que quiere llevar a cabo en la zona.

La primera de todas dará comienzo el día 17 de octubre con la renovación del adoquinado de Valdés Pumarino, que cuenta con una inversión inicial de 56.167,95 euros. Los trabajos afectarán a una superficie total de 855 metros cuadrados. El proyecto técnico recoge que será necesario levantar el pavimento actual de adoquín para sustituirlo por hormigón impreso con un acabado similar al adoquín al que sustituye. Previamente se procederá a desmontar los elementos de mobiliario urbano que interfieran en estas labores de sustitución, y permanecerán, en la medida de los posible, las luminarias de alumbrado público. Una vez retirado el adoquín, se reparará toda la superficie y se retirarán totalmente los restos de la capa de mortero que pudiesen haber quedado adheridos. También se prevé reparar algunas de las piezas deterioradas de piedra caliza de las bandas peatonales con materiales similares.

La siguiente obra consistirá en la renovación y refuerzo del colector-interceptor del saneamiento y canalización de las aguas pluviales en la calle de Bernardo Alfageme y la avenida de la Reina María Cristina. Estas obras cuentan con una inversión municipal de 207.257 euros y darán servicio a un área de 198.000 metros cuadrados aproximadamente, 750 viviendas y una población de 2.600 habitantes de Candás.

Una vez que finalicen éstas, la Consejería de Infraestructuras iniciará la reposición del pavimento de la travesía urbana con un desembolso de 269.371,83 euros, que irá seguido de los trabajos de estabilización de la ladera del paseo marítimo.

En ellos se invertirán 199.903,64 euros. Ambas actuaciones disponen de un plazo de ejecución de siete meses.