El Comercio

La cubierta de la iglesia de Perlora costará 48.191 euros

Los asistentes a la reunión en el local de la asociación vecinal.
Los asistentes a la reunión en el local de la asociación vecinal. / A. G.-O.
  • Al hundimiento de parte de la techumbre de la nave central se une la urgencia de reparar el campanario, lo que sumaría 12.426 euros más

La alarma saltó entre los feligreses de Perlora cuando hace tres semanas se hundió parte de la cubierta de la nave central de la iglesia de San Salvador. Una rápida intervención permitió apuntalar la techumbre y evitar que los daños fuesen a más. Tras una primera inspección, los técnicos pudieron comprobar que la estructura había sido afectada por la presencia de insectos xilófagos y por la humedad. Reparar todo este deterioro tendrá un coste de 48.191 euros. Así se lo trasladó ayer a los vecinos el arquitecto local, Juan José Argüelles, quien desde el primer momento se ofreció a ayudar en los trabajos de forma gratuita.

A las obras habrá que sumarle la reparación del campanario. Según explicó Argüelles, «da pavor. Está para echarse a temblar». Este imprevisto supondrá un coste más de 12.426 euros. Por si eso fuera poco, la nave del altar y las dos laterales también necesitan una mejora, lo que supondrá 67.000 euros más. Todos estos trabajos están consensuados con los técnicos municipales, que serán quienes se encarguen finalmente de la dirección de obra y de la redacción del estudio de seguridad.

En un principio, la intención de la parroquia es solucionar el problema del derrumbe y del campanario. Para ello han pedido la colaboración de los vecinos y se ha creado una comisión de seguimiento de obras, cuyo trabajo será controlar la situación económica. El resto de trabajos se llevarán a cabo si se logra el dinero necesario. Además, el lunes varios representantes del Arzobispado visitarán la iglesia y anunciarán a cuánto asciende su colaboración.

Una vez conseguido el dinero, los plazos de ejecución dependerán de cuánto tarden los trámites para conseguir los permisos, ya que el edificio religioso está catalogado con una protección integral.

Las celebraciones religiosas se han trasladado a la iglesia de Albandi. La parroquia debía celebrar el segundo domingo de julio su día grande. Un acto que será aplazado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate