El Principado inicia los trámites para la ampliación del vertedero de El Cotarón

El Principado inicia los trámites para la ampliación del vertedero de El Cotarón
La cantera de El Cotarón en terrenos de Logrezana en Carreño. / P. G.-P.

El Ayuntamiento de Carreño espera el informe medioambiental para decidir si concede o no la licencia municipal

PEPE G.-PUMARINO CANDÁS.

El Gobierno regional autorizó la ampliación del vertedero de El Cotarón, en la parroquia carreñense de Logrezana. Esta medida responde a la petición realizada ya en 2016 por el Grupo Mota dedicado al movimiento de tierras y a la explotación de canteras y minas a cielo abierto para efectuar un plan de vertidos de 322.500 metros cúbicos de materiales procedentes de la comarca de Avilés. Inicialmente, el Ayuntamiento de Carreño presentó un recurso contra esta solicitud en el que planteó algunas cuestiones al no haber recibido informes sobre la situación de la cantera que le permitieran conocer el grado de ocupación, volumen de depósito disponible, cálculos de previsiones ni ningún otro dato que pudiera justificar la necesidad de la ampliación.

También se cuestionó el impacto visual que generaría al incrementar su volumen y la retirada de la capa vegetal que ahora lo cubre, para la construcción de nuevas balsas de drenaje.

En materia patrimonial, otras objeciones que se pusieron fueron que el suelo afectado por la ampliación ocupaba la zona de protección del yacimiento castreño de La Corona. Por esta razón, el Ayuntamiento de Carreño pidió que el plan fuera respaldado por un informe favorable de la Consejería de Cultura. Además, en Carreño entendieron también que, al localizarse el vertedero sobre suelo no urbanizable de interés, era preceptiva la autorización previa de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias (CUOTA) para la concesión de la licencia del vertedero.

Al parecer, todos estos trámites están en marcha por parte del Principado y así se lo trasladaron al Consistorio carreñense. No obstante, el concejal de Medio Ambiente, Gabriel Rodríguez, explicó ayer a EL COMERCIO que «todo este asunto lo estamos revisando con lupa desde el principio. Ahora estamos a la espera de la tramitación ambiental del plan para que la comisión municipal diga si el proyecto puede tener o no la concesión de la correspondiente licencia de ampliación».

Críticas de los ecologistas

Por su parte, la Coordinadora Ecologista de Asturias «lamentó», ayer la autorización «de un vertedero que ocupará una superficie de 627.000 metros cuadrados, sin estudio de impacto ambiental y sin atender las alegaciones que habíamos presentado». Su portavoz, Fructuoso Pontigo criticó así que «se permite esta actuación a pesar de su situación de precariedad, al no haberse tomado medidas de restauración alguna en todos los años que lleva funcionando, medidas que reiteradas veces se habían exigido». Y recordó «la larga historia de esta cantera que acumula las irregularidades que ni el Principado ni el Ayuntamiento de Carreño han querido obligar a subsanar a las diferentes empresas que lo usaron». Según Pontigo, la última conocida fue cuando en el 2010 se vendieron materiales del vertedero para el relleno de El Musel, más de 200.000 metros cúbicos de áridos «sin tener licencia».

El plan contempla un vertido de 322.500 metros cúbicos que aumentará la altura del vertedero en 38 metros sobre la actual cota.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos