La ola de frío que llega con la primavera dejará la mayor parte de Asturias bajo cero

La nieve afectó al tráfico en el puerto de Pajares, donde fue necesario prohibir el tránsito a los vehículos pesados. / JESÚS MANUEL PARDO

El temporal deja cinco puertos cerrados al tráfico, Pajares a camiones y 14 pasos de montaña con cadenas

Marco Menéndez
MARCO MENÉNDEZGijón

Asturias recibe hoy la primavera con buena parte de su territorio en alerta roja por nevadas. La situación ya comenzó a complicarse ayer y fue necesario prohibir el tráfico de camiones y vehículos pesados por el puerto de Pajares. Se cortó el tránsito por completo en los pasos de montaña de San Isidro, Leitariegos, El Connio, Tarna y Ventana, mientras que era necesario el uso de cadenas en los de El Palo, Pozo de las Mujeres Muertas, La Marta, Collada de Arnicio, Cerredo, El Campillo, El Acebo, Tormaleo, La Colladona, San Ignacio, La Cobertoria, La Colladiella, Somiedo y San Lorenzo. También hubo problemas en otras carreteras y fue necesario cortar la que da acceso a los Lagos de Covadonga y el tramo entre Tuiza y el puerto de La Cubilla. Se precisaban cadenas para transitar por carreteras de las zonas más altas de Cabrales, Cangas del Narcea, Langreo, Quirós y Somiedo.

La nieve acompañará a los asturianos durante prácticamente todo el día de hoy. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) tiene activado el aviso rojo por acumulación de 40 centímetros de nieve en la cordillera, Picos de Europa incluidos, a partir de los 800 metros de altitud, y el aviso naranja por acumulaciones de 20 centímetros, en la zona suroccidental de la región, a partir de los 800 metros, y de 16 centímetros, en la zona central y los valles mineros, a partir de 500 metros. Pero es que a tan solo 300 metros de altura se pueden acumular entre cinco y diez centímetros de nieve.

La Delegación del Gobierno activó la fase de preemergencia y desplegó las quitanieves

Esta situación ha hecho que el departamento de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Oviedo haya activado el Plan de Nevadas con el que pone en marcha los recursos de los servicios municipales y de la empresa adjudicataria del servicio de limpieza para garantizar que el tránsito por el municipio sea seguro, preparando al efecto máquinas quitanieves y sacos de sal. Ayer apenas unos pocos copos cayeron sobre la capital asturiana a primera hora, pero sí amaneció cubierta de nieve la zona más alta del Naranco, que se fue diluyendo con las lluvias del resto de la jornada.

Pero hay a quien le vienen bien estas copiosas nevadas. Uno de ellos es el director de la escuela de esquí de la estación de Fuentes de Invierno (Aller), Armando Valdés, quien, ante la previsión de que anoche las nevadas se recrudecieran explicaba que «en la parte alta de la estación esperamos que se acumulen unos cuarenta centímetros de espesor, que nos van a venir muy bien para la campaña de Semana Santa». En realidad, en Fuentes de Invierno no hay problemas de escasez de nieve, pero «sí que va a servir para que aumente la calidad para los esquiadores».

La nieve tampoco generó ayer grandes problemas en la comarca del Nalón. Se registraron precipitaciones débiles en los concejos de Sobrescobio y Caso, siendo las acumulaciones y los espesores más importantes en la zona más alta del puerto de Tarna y en poblaciones como Pendones, donde la vida no se detuvo a pesar del manto blanco.

La situación preocupa a las autoridades y desde el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias se ha pedido a la población que «extreme las precauciones», especialmente si se va a viajar y también con el uso de braseros, estufas, carbón o gas en las viviendas. También se recomienda que no salgan a la calle las personas de avanzada edad ni los niños.

Además, la Delegación del Gobierno en Asturias ha activado la fase de preemergencia del Protocolo de Actuaciones de los Órganos de la Administración General del Estado y procedió al despliegue de máquinas quitanieves y esparcidoras de sal para actuar en las carreteras. Se ha constituido un centro coordinador en la autopista del Huerna (AP-66) para evitar que la principal vía de comunicación de Asturias con Castilla y León se vea afectada por el temporal.

Este episodio de fuertes nevadas se debe a la llegada de una masa de aire siberiano muy fría, que llegó a a alcanzar ayer rachas de 98 kilómetros por hora en cabo Busto y de 89 en Peñas. Los próximos días seguirá siendo muy fuerte y muy frío, si bien se espera que el jueves cesen las precipitaciones y aparezca el sol. Pero eso hará que las temperaturas se desplomen y que en zonas de la cordillera Cantábrica se rocen los diez grados bajo cero; por ejemplo, en Degaña se esperan ocho bajo cero y en Cangas del Narcea, siete negativos.

La previsión para hoy es de lluvias y chubascos generalizados, con la cota de nieve entre 300 y 500 metros, sin descartar ocasionalmente cotas más bajas. Mañana las precipitaciones serán menos importantes y la cota de nieve irá poco a poco en ascenso, hasta situarse en torno a los 900 metros. Los vientos ya soplarán flojos. El jueves estará poco nuboso o despejado, con la cota de nieve a más de 1.600 metros, pero las temperaturas mínimas sufrirán un descenso notable, con heladas fuertes en zonas altas de montaña.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos