El teatrillo del 'Menda Lerenda'

El teatrillo del 'Menda Lerenda'
El carné que el conductor presentó a los agentes, identificándose como Menda Lerenda. / LVA

El conductor que se identificó ante la Policía Local como «ciudadano del mundo» no se presenta al juicio

C. DEL RÍO AVILÉS.

¿Comprendía o no comprendía R. V. V. las explicaciones que le daban los agentes de la Policía Local cuando se identificó como 'Menda Lerenda' y presentó un carnet de la 'República Errante de Menda Lerenda' en lugar del carnet de conducir o el Documento Nacional de Identidad? A esa posible incomprensión se agarra su abogado defensor, Nacho Arévalo, para solicitar la absolución de su cliente, que ayer no compareció en el juicio celebrado en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Avilés y que ha quedado visto para sentencia.

A los hechos ya conocidos, que fue parado el 17 de marzo en un control de alcoholemia de la Policía Local y que se identificó como 'Menda Lerenda', añadieron más detalles los dos agentes que le dieron el alto y trataron con él. La primera pregunta del individuo, de 37 años, fue «si estábamos en territorio español». «Comenzó a desvariar, diciendo que él era ciudadano del mundo, que se le estaba coartando el derecho a la libertad de movimiento y que por qué tenía que someterse a la prueba de alcoholemia», relató el policía.

«Preguntó si estábamos en territorio español y comenzó a desvariar», asegura la Policía

Se negó en un primer momento, aunque aceptó tras varias explicaciones. No había bebido alcohol, el resultado fue negativo. Sin embargo, el agente apreció un olor a «marihuana o hachís en el interior del vehículo» y «por las pupilas, los ojos, el rostro y el comportamiento me pareció que podía haber algo más». Porque, como explicó a la sala, los controles de detección de droga no se realizan a todos los conductores, sino solo a aquellos de quienes los agentes sospechan que pueden encontrarse bajo la influencia de sustancias estupefacientes.

A esta prueba también se negó y, en esta ocasión, fue más difícil convencerlo. «Se negó a bajarse del vehículo, bajó los pestillos y comenzó a grabarnos con el móvil», a pesar de que le advirtieron de que estaba prohibido y esa acción podría tener sus consecuencias. «Quizás no lo comprendía», reconoció uno de los agentes a preguntas de la defensa de R. V. V.

«Se negó a la prueba de drogas, bajó los pestillos y nos grabó con el móvil»

Tras unos cinco minutos, lograron tranquilizarlo y accedió a trasladarse al furgón en el que se realizan estas pruebas, no sin antes cachearlo por la propia seguridad de los agentes dadas las reducidas dimensiones del vehículo. Se le encontraron dos porros dentro de una cajetilla de tabaco. Se negó en redondo a hacer la prueba, fue detenido y trasladado a la comisaría.

La fiscal, que pide un año de cárcel y la retirada del carnet durante un año y un día, cree que «era plenamente consciente (de lo que ocurría) y representó un 'teatrillo'. Parece entender solo lo que quiere». Afirmó que no consta historial médico de enfermedad mental alguna de R. V. V. Su letrado rechazó este argumento al considerar que no estar diagnosticado implique que gozar con plenitud de las facultades mentales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos