El Comercio

Detenido en Oviedo tras agredir a su expareja, embarazada de 8 meses

Una imagen de la calle Valentín Masip, donde ocurrieron los hechos.
Una imagen de la calle Valentín Masip, donde ocurrieron los hechos. / M. ROJAS
  • La Policía Local le arrestó a los pocos minutos del aviso y atendió a la víctima que fue trasladada al HUCA donde quedó en observación

Agentes de la Policía Local detuvieron en la tarde de ayer a un varón, cuya filiación no ha trascendido, como presunto autor de un delito de violencia de género. Los hechos se produjeron hacia las seis y media de la tarde de ayer en la calle Valetín Masip. La centralita del servicio recibió una llamada en la que alertaba de que un hombre había perpetrado una posible agresión a una joven en avanzado estado de gestación y, posteriormente, se había dado a la fuga a pie.

Desplazados hasta el lugar de los hechos, la víctima relató que su expareja le había propinado un fuerte puñetazo antes de emprender la huida. Los agentes alertaron a los servicios sanitarios e iniciaron la búsqueda del presunto agresor por las inmediaciones. Las pesquisas dieron resultado pronto. Minutos después, la descripción del agresor facilitada por la joven, permitió identificarlo y proceder a su detención en la avenida de Colón, muy cerca del lugar de los hechos.

La joven, por su parte, fue trasladada al Hospital Universitario Central de Asturias, donde, pese a que su estado no parecía grave, quedó ingresada en observación, dado lo avanzado de su embarazo y como medida de precaución.

La Policía Local evitó facilitar más datos ayer por tratarse de un delito de violencia de género y no aclaró si existían denuncias anteriores por hechos similares o si la joven contaba con alguna orden de protección en su favor.

El detenido fue trasladado a dependencias policiales donde quedó arrestado y se le tomó declaración sobre los hechos a la espera de pasar a disposición del juzgado de guardia.

La Policía Local controló el cumplimiento de 299 órdenes de alejamiento por violencia de género el año pasado, último ejercicio con datos completos disponibles. En el mismo periodo, los agentes tuvieron que intervenir en 42 casos de denuncias por agresiones machistas, que se saldaron con un total de 12 hombres detenidos y acusados de un delito de este tipo. Además, tuvieron que intervenir en otras 16 ocasiones al denunciar alguna mujer que su pareja había quebrantado la orden de alejamiento.

Además, la Policía Local colabora con la UPAP (Unidad de Prevención, Asistencia y Protección) del de la Jefatura del Cuerpo Nacional de Policía de Asturias que controla otras 130 órdenes de alejamiento, cuatro de ellas con riesgo alto de ser atacadas por sus maltratadores. La UPAP está formada por cuatro agentes de la Policía Nacional que colaboran con los funcionarios locales.