Oviedo/Uviéu: la nueva toponimia enfrenta a equipo de gobierno y oposición

Una ciclista delante de la señal a Llampaxuga. / M. ROJAS

PP y Ciudadanos aseguran que el edil ocultó la imposibilidad de presentar alegaciones al dictamen, cuestión que niega la concejalía

Cecilia Pérez
CECILIA PÉREZ

Los dos grupos de la oposición del Ayuntamiento de Oviedo, PP y Ciudadanos, han unido sus voces contra la modificación de la toponimia oficial del concejo. Partido Popular y Ciudadanos coincidieron en apuntar que el gobierno local «mintió» porque ocultó información sobre la posibilidad de presentar alegaciones al cambio de los 1.300 nombres de parroquias y pueblos del municipio.

El concejal del Partido Popular, Gerardo Antuña, señaló directamente al edil de Urbanismo. Acusó a Ignacio Fernández del Páramo de «tergiversar» y «dar información equivocada» a sus socios de gobierno para condicionar la votación del dictamen sobre la toponimia en la Comisión plenaria de Economía e Interior. Según los populares, en esa comisión se afirmó que habría un periodo de información pública para que los vecinos presentasen alegaciones cuando técnicamente esa posibilidad «no existe», señalaron los populares a través de una nota de prensa. «Si se hubiera informado de que no existía el periodo de información pública y alegaciones, algún grupo se habría replanteado su voto», apuntó Antuña que ve en esta modificación una maniobra para «introducir la cooficialidad» del asturiano. «Desde nuestro grupo apoyamos el uso de la toponimia tradicional pero estamos en contra del uso de términos inventados».

Por su parte, Ciudadanos pedirá al Principado que abra el periodo de alegaciones sobre el cambio de topónimos: «El tripartito ha tapado la boca a los ovetenses de manera premeditada y torticera, porque sabía que no le iba a gustar lo que alegasen los vecinos», apuntó Luis Pacho. En edil de la formación naranja incidió en que él mismo preguntó «expresamente» sobre si iba a haber periodo de alegaciones y la respuesta, según Pacho, «fue afirmativa por parte de varios miembros del gobierno».

La respuesta

Ante estas críticas, desde la Concejalía de Urbanismo apuntaron que el Ayuntamiento sí abrirá un periodo de alegaciones una vez se sepa la propuesta definitiva de la Consejería de Educación y Cultura. «Se trasladarán todas las propuestas vecinales a la Junta Asesora de la Toponimia», confirmaron fuentes de Urbanismo. Será así porque es este organismo que finalmente dará el visto bueno a la nueva toponimia oficial del concejo. Incidieron, además, que durante el proceso de elaboración del listado de los 1.300 nuevos nombres «ya se tuvo en cuenta a los vecinos». Desde Urbanismo quisieron recordar que «fue el Ayuntamiento quien planteó la doble denominación de ciertos lugares, dado que la propuesta del Principado era solo la versión en asturiano».

Hace dos años los miembros de los tres grupos del gobierno local remitieron un estudio con los nombres originales del municipio pero la Consejería de Cultura alertó de algunas dudas relacionadas con los nombres de las parroquias. El Ayuntamiento encargó entonces un nuevo informe para solventar esas dudas. Se encargó una asistencia técnica especializada que elaboró una nueva cartografía del concejo para corregir errores en la demarcación parroquial y catalogar bien algunos núcleos de población con sus nombres tradicionales. Se redactó un nuevo informe toponímico, el segundo, que también precisó de varias correcciones de la lista facilitada por la Consejería de Educación y Cultura. Un dictamen que busca cumplir con la ley regional de Uso y Promoción del Asturiano que obliga a la recuperación de la toponimia tradicional. A nivel parroquial, se recuperarán nombres históricos que han caído en desuso.

Temas

Oviedo

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos