El nivel del mar en Asturias podría subir un metro en 2100

El Mar Cantábrico, bañando el llanisco Paseo de San Pedro /
El Mar Cantábrico, bañando el llanisco Paseo de San Pedro

El Principado inicia la redacción de los planes de adaptación de los puertos al cambio climático

EUGENIA GARCÍA

El nivel del mar podría subir hasta en metro de aquí al año 2100. El cambio climático no es una posibilidad, sino una evidencia medible en las costas asturianas, donde anualmente se produce un aumento del nivel del agua de 3,5 milímetros. Para prevenir las posibles consecuencias de este fenómeno, el Principado ha iniciado la redacción de los planes de adaptación de los puertos asturianos al cambio climático.

Esta mañana, el consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, firmó el convenio de colaboración con el vicepresidente de la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria, Raúl Medina Santamaría, para la elaboración de un análisis multinivel de los riesgos del cambio climático en los 24 puertos adscritos al Principado, así como la propuesta de medidas y la redacción del plan autonómico de adaptación ante esta realidad cada vez más próxima.

El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernández Fano, firmó el convenio de colaboración con el vicepresidente de la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria, Raúl Medina Santamaría, para la elaboración de un análisis multinivel de los riesgos del cambio climático en los 24 puertos adscritos al Principado
El consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Fernández Fano, firmó el convenio de colaboración con el vicepresidente de la Fundación Instituto de Hidráulica Ambiental de Cantabria, Raúl Medina Santamaría, para la elaboración de un análisis multinivel de los riesgos del cambio climático en los 24 puertos adscritos al Principado

El proyecto, que tiene un coste de 511.000 euros y un plazo de ejecución de 14 meses, se desarrollará en cuatro fases: estudio de los diferentes niveles de impacto del cambio climático, estudio de detalle de los bienes impactados, desarrollo del plan de adaptación y estudio del impacto ambiental estratégico.

La urgencia es máxima, ya que de no revertirse la situación actual con medidas contra el cambio climático, alertó Medina, la evidencia científica demuestra que «alguien que nazca ahora podrá encontrarse, cuanto tenga ochenta años, con que el nivel del mar Cantábrico ha subido un metro». Y aunque la altura del oleaje o su dirección no varíen significativamente, las olas serán «más capaces de rebasar los diques y afectar a instalaciones y grúas», de ahí la necesidad de reforzar ciertas instalaciones.