«Asturias es una maravilla», coinciden los turistas que llenan estos días el Principado

«Asturias es una maravilla», coinciden los turistas que llenan estos días el Principado

La región vive estos días una Semana Santa «como si fuera agosto»

Gonzalo Pedreño se irá de Asturias «con ganas de probar el arroz con pitu de caleya» y no porque no se lo sirvieran, sino porque se hizo un lío con el asturiano y confundió el pollo criado al aire libre, pitu de caleya, con el queso Afuega'l Pitu. «Pensé que el arroz llevaría queso y no lo pedí porque no puedo comerlo», lamentó.

Pero Pedraño, llegado a Luarca junto a Rosa Sánchez desde Madrid, volverá. Porque «Asturias es una maravilla», sentencia. Una frase que ayer se escuchó mucho en una región llena de viajeros en una Semana Santa con pleno turístico «como los de agosto», según versión unánime del sector turístico asturiano.

El lleno total durante toda la jornada de Los Lagos tuvo su eco en las playas de Gijón, con numerosos bañistas que aprovecharon para darse sus primeros baños de mar. Lo que no pudieron hacer quienes optaron por pasar esta primera gran cita vacacional del año en el Mediterráneo, en pleno temporal de viento y agua. Hasta las 15 horas, la Agencia de Meteorología (Aemet) certificaba que las máximas temperaturas del país están en el noroeste peninsular. Con Vigo a la cabeza, con 24 grados, seguido de Coruña. Los termómetros subieron de los 20 grados en diferentes puntos de Asturias, como en Mieres, con 23,4; Salas, con casi 23, Oviedo, con 21,6 y Gijón rozando los 20 grados en la estación situada en el campus.

Un calor que llenó las terrazas de Oviedo y Avilés. Mientras en la capital la plaza de la catedral lucía abarrotada, en la villa del Adelantado se prepara para mañana arrancar con el gran desfile que protagonizará las Fiestas del Bollo.

Un calor estival que no impidió, sin embargo, el disfrute del esquí. Eso hicieron Anzo Fernández y Roi Casal, dos amigos vigueses que han pasado los últimos cuatro días disfrutando «tanto de Valgrande-Pajares como de Fuentes de Invierno».

Ayer apostaron por la estación allerana, «que es más pequeña, pero nos gusta mucho el ambiente y la calidad de la nieve». Quizá, también, porque el alojamiento que han elegido para pasar la Semana Santa en Asturias está en Aller. «No nos defraudó nada. Ni la estancia ni el esquí ni la comida». En relación a al atractivo gastronómico asturiano, ambos lo tienen claro «hemos probado desde la fabada hasta el cachopo, pasando por unos quesos increíbles». Tanto ha sido que prometen volver. «Con nieve o sin ella».

Largas colas en los Lagos

La de este sábado está resultando una jornada de afluencia masiva a los Lagos de Covadonga. Las aglomeraciones comienzan en los propios puntos de venta del plan de transporte, con colas tanto en la estación de Cangas como en las casetas situadas a lo largo de la AS-262. El problema en la terminal de la ciudad canguesa, indicaron los operarios, es que el grueso de los turistas se concentró al mediodía.

En el resto de puntos de venta las esperas han alcanzado una media de entre veinte minutos y media hora.

Más información