Asturias registra una de las temperaturas más altas de España

Una terraza del paseo de Begoña, en Gijón, repleta de gente a la hora del vermú./ARNALDO GARCÍA
Una terraza del paseo de Begoña, en Gijón, repleta de gente a la hora del vermú. / ARNALDO GARCÍA

La lluvia regresará a última hora de hoy tras un cálido fin de semana. Baíña registró la cuarta temperatura más elevada de España

M. M. C.

Asturias está viviendo una primavera a mediados de febrero, con muchas zonas de la región en la que se superaron ampliamente los 20 grados. La temperatura máxima se registró ayer en Baíña (Mieres), con 23 grados. Le siguieron en la región, Amieva (22,6), Piloña (22,5), Salas (22,1) y Cabrales (22). Pero también superaron la veintena localidades como Pola de Lena, Oviedo, Pola de Somiedo y Villayón. Como curiosidad, resaltar que la temperatura registrada en Mieres fue la cuarta más alta de toda España, solo superada por Orense (23,5), Monforte de Lemos (23,2) y el aeropuerto de Lanzarote (23,1). Esas buenas temperaturas propiciaron que fueran muchos los asturianos que aprovecharan para disfrutar del día en paseos, terrazas y zonas rurales, donde se vio a mucha gente por las sendas peatonales. También fue una constante el paisaje de carreteras con grupos de ciclistas haciendo deporte bajo el sol, y de las playas con muchos perros jugando con sus dueños.

Más información

La buena noticia es que la jornada de hoy continuará con unas características similares, con cielos poco nubosos o intervalos de nubes altas. No será hasta la tarde cuando la nubosidad gane terreno en la mitad occidental asturiana, llegando las lluvias a última hora del día, aunque tendrán carácter débil. Para mañana se esperan cambios significativos, con chubascos en prácticamente toda la región y una cota de nieve que descenderá hasta los mil metros, ya que las temperaturas sufrirán un descenso que puede ser extraordinario, de más de una decena de grados en las máximas.

Ante esta situación, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado el aviso amarillo para mañana en la zona suroccidental de la región, en Picos de Europa y el resto de la cordillera, por nevadas que pueden llegar a acumular hasta cinco centímetros de nieve en solo 24 horas.

El motivo no es otro que la llegada de un frente atlántico que traerá precipitaciones en prácticamente toda España y también hará que la situación de la mar empeore, con olas que podrían alcanzar los cinco metros de altura, especialmente en el litoral occidental de la región.